Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La federación puertorriqueña de fútbol se encuentra en el ojo del huracán de corrupción que ha sacudido los cimientos de la FIFA.