El equipo de Australia ganó el campeonato olímpico de rugby en la rama femenino tras 92 años de ausencia en el programa deportivo. (Suministrada)
La IRL dijo que revisa y actualiza las reglas sobre la participación de competidores transgénero en torneos internacionales femeninos.

BRISBANE, Australia — Los atletas transgénero no podrán participar en los partidos femeninos de la Liga Internacional de Rugby (IRL, por sus siglas en inglés) mientras el organismo rector del deporte formula su política de inclusión.

Dos días después de que el organismo rector de la natación mundial prohibiera efectivamente a las mujeres transgénero competir en eventos femeninos, la IRL dijo hoy, martes, que continuaba revisando y actualizando las reglas sobre la participación de competidores transgénero en torneos internacionales femeninos.

“Hasta que se completen más investigaciones para permitir que la IRL implemente una política formal de inclusión transgénero, las jugadoras de hombre a mujer (mujeres trans) no pueden jugar en los partidos de la liga internacional de rugby femenino sancionados”, dijo el orgamismo en un comunicado.

Se planea utilizar la Copa Mundial Femenina de ocho equipos, que se realizará en Inglaterra del 1 al 19 de noviembre junto con la Copa Mundial de la Liga de Rugby masculina, para ayudar a desarrollar una política integral.

La IRL dijo que la última vez que revisó la participación transgénero en la liga internacional de rugby fue a principios de 2021, pero ahora tenía que considerar desarrollos más recientes en el deporte mundial, incluida la publicación de pautas para la equidad, la no discriminación y la inclusión del Comité Olímpico Internacional (COI).

“Con el fin de evitar riesgos innecesarios de bienestar, legales y de reputación para las competiciones de la Liga Internacional de Rugby y para aquellos que compiten en ellas, la IRL cree que existe un requisito y una responsabilidad de seguir consultando y completando investigaciones adicionales”, dijo el comunicado.

La IRL dijo que buscaría trabajar con los ocho equipos que compiten en la Copa Mundial Femenina (Australia, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Islas Cook, Inglaterra, Francia, Canadá y Brasil) para obtener datos y desarrollar un conjunto de criterios que equilibrar de manera justa el derecho del individuo a jugar con la seguridad de todos los participantes.

La IRL -con sede en Inglaterra- gobierna geste deporte establecido en 1908 y jugado principalmente en el norte de Inglaterra, Australia, Nueva Zelanda y el Pacífico con 13 atletas por cada equipo.

El rugby union, juego original que utilizaba 15 jugadores por bando y que es gobernado por World Rugby con sede en Dublín, Irlanda, no permite que las mujeres transgénero jueguen en la competencia femenina.

Las pautas de la unión internacional de rugby afirman que la razón es: “Debido al tamaño, las ventajas de producción de fuerza y potencia conferidas por la testosterona durante la pubertad y la adolescencia, y los riesgos resultantes para el bienestar del jugador que esto crea”.

World Rugby se comprometió a una revisión formal de la política cada tres años.

FINA, la federación internacional de natación, adoptó una nueva “política de inclusión de género” el domingo que solo permite a las nadadoras que hicieron la transición antes de los 12 años competir en eventos femeninos.

FINA también propuso una “categoría de competencia abierta” en natación internacional y dijo que estaba creando un grupo de trabajo para pasar los próximos seis meses investigando la forma más efectiva de establecerla.

Por su parte, la Unión Ciclista Internacional actualizó la semana pasada sus reglas de elegibilidad para atletas transgénero con límites más estrictos que obligarán a los ciclistas a esperar más tiempo antes de poder competir al aumentar el período de transición en niveles bajos de testosterona a dos años en lugar de uno.

Otros deportes también han estado examinando sus políticas en torno a los atletas transgénero. De hecho, el presidente de World Athletics, Sebastian Coe, ha insinuó en entrevista con BBC Sport que el deporte del atletismo podría seguir a la natación al prohibir a las mujeres transgénero de las competencias femeninas de élite.

“Vemos una federación internacional afirmando su primacía en el establecimiento de normas, reglamentos y políticas que redunden en el mejor interés de su deporte”, declaró en la citada entrevista.

“Así es como debe ser. Siempre hemos creído que la biología triunfa sobre el género y continuaremos revisando nuestras regulaciones de acuerdo con esto. Seguiremos a la ciencia”, añadió y dijo que han programado una discusión sobre este asunto para finales del 2022.

💬Ver comentarios