Héctor Hiraldo, el central lateral y extremo de la selección, regresa para una segunda temporada en Europa. (Juan Luis Martínez Pérez)

La Federación Puertorriqueña de Balonmano registró este año cinco atletas suyos con contratos en Europa, que como en muchos deportes profesionales, es un continente de potencia mundial en esta disciplina.

Esa cifra de ‘exportaciones’ iguala la cantidad máxima en la historia de la Federación. La primera vez fue en la temporada del 2017-18.

El más reciente de los atletas que firmó en una competencia en Europa fue Héctor Hiraldo, el central lateral y extremo que regresa para una segunda temporada en este continente.

“Esta es mi segunda temporada en la liga de República Checa”, dijo Hiraldo en un comunicado de PV Media. “Mis objetivos esta temporada son seguir mejorando y aportando al club en lograr terminar en uno de los primeros lugares y ser campeón de la liga”.

Hiraldo jugará para el equipo KH Koprivnice, en donde también juega el pívot boricua Edwin Brito, quien está en su cuarta temporada en Europa.

La hermana de Héctor Hiraldo, Sheila Hiraldo también está activa en la División de Honor de España , que es una potencia europea tanto en femenino como en masculino.

Sheila es la capitana del equipo Parede Santander.

“Me siento afortunada porque sé que le brindo confianza a las jugadoras y al cuerpo técnico con mi personalidad dentro y fuera de la cancha”, dijo Hiraldo.

También están jugando en suelo español Jailene Maldonado y Erika Graciano, informó la Federación.

El balonmano boricua ha sido una potencia regional, tanto en femenino como en masculino.

En femenino, desde el 1993 a la actualidad en Juegos Centroamericanos y del Caribe, las féminas han ganado cinco medallas, incluyendo dos de plata en las ediciones Barranquilla 2018 y Veracruz 2014.

Los varones han ganado cuatro preseas en ese periodo en estas justas, incluyendo un oro histórico en Veracruz 2014.