Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Chris Nido realiza un swing durante el entrenamiento de ayer en Río Grande.
Chris Nido realiza un swing durante el entrenamiento de ayer en Río Grande. (Gerald López Cepero)

RÍO GRANDE.- El torneo de golf Puerto Rico Open contará en su edición número 12 con dos atletas puertorriqueños, Edward Figueroa y Chris Nido, quienes buscan hacer una digna representación en la competencia que comenzará a partir de mañana  en el Coco Beach Golf and Country Club, en Río Grande.

Para los  golfistas, naturales del estado de Florida, no es la primera vez que compiten en la única justa que el principal circuito estadounidense de golf profesional masculino, el PGA Tour, tiene en Puerto Rico. Ambos obtuvieron su pase en los torneos clasificatorios que se realizaron.

En las pasadas ediciones, Rafael “Rafa” Campos había sido la principal representación de la isla en el torneo. Pero Campos se ausentará este año por lesión.

“Regresar al Puerto Rico Open significa mucho para mí. Se hicieron tres eventos clasificatorios y llegué segundo en los primeros dos. Jugué muy bien. Había mucha presión en el último torneo pues en Puerto Rico hay muy buenos golfistas. Así que sabía que tenía que jugar bien”, expresó Figueroa en un aparte de El Nuevo Día tras la práctica de ayer.

El atleta de 26 años agregó que tiene grandes expectativas con esta competencia, que este 2020 reúne a seis pasados excampeones comenzando con el ganador de la pasada edición, el estadounidense Martin Trainer. 

“Actualmente, mi juego está en su mejor momento. En el pasado, jugaba muy bien, pero siempre al final me venía abajo. Pero este año mi meta es terminar fuerte porque es algo que no he logrado. Tengo grandes expectativas. Siento que estoy listo”, abundó el competidor,  que se convirtió en golfista profesional hace cinco años.

left
left

Por su parte, Nido expresó que el Puerto Rico Open le ofrece la oportunidad de  jugar contra excelentes jugadores y mostrar su juego.

“Yo quisiera hacer de esto un modo de vida y me gustaría ver dónde estoy como jugador”, dijo el golfista de 20 años, quien juega con los Gators de la Universidad de Florida.

“Mis expectativas para estos días es pasar un buen rato, hacer el corte y ver qué pasa después de ahí”, añadió el estudiante de tercer año de Comunicaciones.

Al preguntársele a ambos si la ausencia de  Campos del torneo les ponía más presión porque ahora son  las caras de Puerto Rico en la competencia, fueron enfáticos en decir que no.

“Definitivamente me motiva”, indicó Figueroa, quien lamentó que Campos —a quien identificó como una persona que lo ha ayudado en su carrera— tuviera que retirarse por motivo de una lesión.

“No diría que me pone presión, pienso que me motiva. Cada vez que vengo a la isla me siento como en casa. Me gusta Puerto Rico. Mi familia está aquí, así que no creo que me sienta presionado. Al contrario me motiva jugar bien por Puerto Rico”, expresó, por su parte, Nido.

Sueños olímpicos           

Esta dupla ha representado a Puerto Rico en diversos eventos internacionales. En el caso de Figueroa, fue parte de la delegación que participó en los Juegos Panamericanos de Lima el pasado año. Mientras, Nido ha competido en torneos como el Latin America Amateur Championship.

Con este bagaje, no es de extrañar que ambos deseen llegar a unos Juegos Olímpicos con la monoestrellada como parte de su uniforme.

“Sí, 100 por ciento”, dijo con seguridad Nido. “Las Olimpiadas son el pináculo de los deportes, así que me sentiría sumamente honrado de jugar golf en unas Olimpiadas para Puerto Rico”, puntualizó.

Mientras, Figueroa argumentó que “definitivamente me encantaría. Después de estar en Lima, llegar a las Olimpiadas significaría todo. Mejor que cualquier torneo. Ese es mi sueño. Ver cómo es todo, estar rodeado de otros jugadores y hacerlo no por dinero sino por Puerto Rico significaría mucho para mí”.

Divertida clínica

Como parte de las actividades que se realizan previo al torneo, la Asociación de Golf de Puerto Rico (PRGA, por sus siglas en inglés) organizó ayer una clínica para alumnos de dos instituciones educativas de Loíza: el Centro Esperanza y la Escuela Elemental Jobos.

Durante el evento, que reunió a sobre 50 estudiantes de ambos sexos, personal de la PRGA ofreció una charla sobre este deporte. Los alumnos también tuvieron la oportunidad de compartir con el exmúltiple campeón mundial Miguel Cotto.

“Participar de este evento es un gran honor. Yo he participado de esta clínica anteriormente con los Boys and Girls Club, por lo que esta experiencia no es nueva para mí”, manifestó Keniel E. Allende Manso, estudiante de tercer grado de la escuela Jobos.

Mientras, Cotto se mostró complacido con la clínica y alabo esta iniciativa de la PRGA. “A veces los niños de la clase trabajadora carecen de los fondos para practicar el deporte que ellos deseen, y este tipo de actividad le brinda la oportunidad de que se vayan familiarizando con este deporte”, puntualizó Cotto.