El Puerto Rico Beach Tennis Extravaganza se efectuará en el St. Regis Hotel Bahía Beach en Río Grande, desde este jueves al domingo.
El Puerto Rico Beach Tennis Extravaganza se efectuará en el St. Regis Hotel Bahía Beach en Río Grande, desde este jueves al domingo. (Ramón "Tonito" Zayas)

Río Grande - En medio de la pandemia, debido a la falta de alternativas deportivas y de ejercicio que se pudieran realizar sin violar las restricciones, la disciplina del tenis de playa encontró su nicho en Puerto Rico durante el último año, y este fin de semana en particular la isla se coloca en el mapa mundial con la visita de los primeros clasificados del mundo.

Con el Puerto Rico Beach Tennis Extravaganza, a celebrarse desde este jueves al domingo en el St. Regis Bahía Beach Resort en Río Grande, la isla se presenta nuevamente como sede deportiva de un evento internacional, como ha ocurrido tantas veces en otras disciplinas en el pasado.

“Es el torneo más grande, no solo de Puerto Rico, sino a nivel del mundo en premios en dinero. La bolsa son 40,000 dólares solamente para la categoría ‘open’”, dijo a El Nuevo Día, Luis Santiago, presidente de la entidad organizadora del evento, Beach Tennis Life.

“Hemos tratado de atraer a todo el mejor talento del tenis de playa a nivel internacional. Va a estar participando la primera raqueta en hombres, que es Alessandro Calbucci, y la primera ranqueada en mujeres, Giulia Gasparri”, agregó Santiago refiriéndose al escalafón de la International Tennis Federation (ITF), organismo que rige todas las modalidades del tenis a nivel mundial, incluyendo el de campo.

Santiago explicó que en total son 12 los jugadores profesionales internacionales que estarán en Río Grande, además de los italianos Calbucci y Gasparri.

En la rama masculina, entre otros, estarán también el italiano y número 2 del mundo, Michele Cappelletti, haciendo pareja con el número 4, el español Antonio Miguel “Antomi” Ramos, así como el francés Theo Irigaray, número 9 y quien formará un binomio con Calbucci. Además estará presente en el torneo Aksel Samardazic, de Aruba, quien reside en Puerto Rico y está clasificado número 13 por la ITF. Samardazic jugará junto a Vladimir Helmut, de Puerto Rico (46).

En la rama femenina, también jugarán en la arena de Río Grande la brasileña y tercera clasificada del mundo, Rafaella Miller, junto a la venezolana Patricia Díaz, número 6 de la ITF. Gasparri, la número uno, fue campeona del mundo en 2018.

“Aparte de esos vienen otros de un ranking más bajito pero internacionales también. Y del patio estarán los mejores”, agregó el organizador.

Por Puerto Rico, además de Helmut, estará activo Javier Méndez, clasificado número 42 por la ITF, entre muchos otros.

En total se esperan unos 450 a 500 participantes, incluyendo aficionados, entre todas las categorías. Estas van desde principiantes, intermedios y avanzados, hasta la categoría abierta donde lucharán los profesionales. Igualmente habrá dos categorías para jugadores de 40 años y más, y 50+. Todas las categorías tendrán participantes en ambas ramas y se jugará, además de dobles masculinos y dobles femeninos, en la modalidad de mixtos, según explicó Santiago.

Un empleado trabaja dando los toques finales a una de las canchas del torneo, mientras una jugadora parece darle indicaciones sobre la superficie de arena.
Un empleado trabaja dando los toques finales a una de las canchas del torneo, mientras una jugadora parece darle indicaciones sobre la superficie de arena. (Ramón "Tonito" Zayas)

“Lo trascendental de este evento es que está poniendo la mira mundial en Puerto Rico, en el tenis de playa. Creo que es el primer gran paso que estamos haciendo, para llevar el tenis de playa aquí en Puerto Rico, que ha explotado exponencialmente después de la pandemia, y ponerlo en el mapa. Y que todos estos jugadores internacionales, profesionales, sepan que hay una parada siempre que tienen que hacer en Puerto Rico, aunque sea una vez al año, que sería el ‘Extravaganza’”, explicó Santiago sobre las intenciones de que el evento en Río Grande se convierta en una parada anual.

Santiago atribuye el auge del tenis de playa en la isla durante el último año, al hecho de que durante la pandemia no había mucha actividad deportiva que se pudiera realizar.

Al no ser un deporte de contacto, y que se puede jugar con distancia, se convirtió en la alternativa perfecta, pues además, según destacó, es una disciplina que la puedan practicar desde principiantes hasta profesionales.

Santiago estima que el tenis de playa lleva practicándose en Puerto Rico desde hace tres lustros, pero dijo que el ‘boom’ se notó este año, cuando hubo torneos prácticamente todos los fines de semana entre agosto y septiembre.

Se espera la participación de hasta 500 jugadores entre ambas ramas, incluyendo aficionados. Entre los profesionales están inscritos cuatro de los mejores 10 del mundo en varones, y tres del Top 10 fémino.
Se espera la participación de hasta 500 jugadores entre ambas ramas, incluyendo aficionados. Entre los profesionales están inscritos cuatro de los mejores 10 del mundo en varones, y tres del Top 10 fémino. (Ramón "Tonito" Zayas)

La contienda del Puerto Rico Beach Tennis Extravaganza tendrá el viernes los choques de cuartos de final y semifinales de ambas ramas, mientras que el sábado se jugarán las finales femenina y masculina, a las 5:00 p.m. y a las 6:30 p.m., respectivamente.

La pareja campeona de cada rama se llevará un premio de $10,000 ($5,000 por jugador).

💬Ver comentarios