Jasmine Camacho-Quinn posa con la bandera de Puerto Rico luego de ganar los 100 metros con vallas en el Memorial Van Damme de la Liga Diamante efectuado en Bruselas, Bélgica, el pasado viernes.
Jasmine Camacho-Quinn posa con la bandera de Puerto Rico luego de ganar los 100 metros con vallas en el Memorial Van Damme de la Liga Diamante efectuado en Bruselas, Bélgica, el pasado viernes. (Geert Vanden Wijngaert)

A horas de su cuarto lugar en la final de los 100 metros con vallas de la Liga Diamante en Zúrich, la medallista olímpica Jasmine Camacho-Quinn tomó las redes sociales para agradecer el apoyo durante el año y sincerarse sobre cómo ha manejado la presión en el escenario más alto del atletismo.

Camacho-Quinn, de 26 años, no pudo conquistar su primer campeonato de la Liga Diamante el jueves tras ocupar el cuarto encasillado con tiempo de 12.49 segundos.

No fue suficiente para vencer a la nigeriana Tobi Amusan, campeona mundial y ahora ganadora del título de los 100 metros con vallas en el circuito por segundo año al hilo. Ganó con 12.29 segundos. En segundo lugar, quedó la estadounidense Tia Jones con tiempo de 12.40 segundos, seguida en el tercer lugar por la jamaiquina Britany Anderson con 12.42.

“No traje mi mejor juego hoy, pero está bien. No estaba entusiasmada como normalmente lo estoy y eso está bien”, escribió Camacho-Quinn en Instagram.

“Este año estuvo lleno de muchas emociones. Tantas lágrimas. Tantos pensamientos negativos. Aprendí quién está ahí para mí y quién no. Aprendí a lidiar con mis emociones y a cómo manejarlas. Aprendí que está bien llorar. Está bien no estar bien. Está bien perdonarte a ti mismo”, agregó.

Camacho-Quinn, ganadora de la presea dorada en Tokio 2020, terminó la temporada con 14 victorias en 20 carreras. Tuvo tres segundos lugares, un tercero, un cuarto y una carrera que no completó en abril al tropezar en las primeras vallas y perder el ritmo para quedar fuera de contienda.

En julio, la boricua obtuvo bronce en su primer Mundial de Atletismo, celebrado en el estado de Oregón. Amusan quedó campeona y, de paso, estableció récord mundial de 12:12 segundos en las semifinales.

En su escrito en Instagram, Camacho-Quinn reveló que atendió su salud mental asistiendo a terapias.

Mira, he estado en terapia durante meses y he aprendido mucho. Sobre mí mismo y el trato con los demás. Aprendí que no todo será perfecto. Pude reflexionar mucho sobre mí mismo. Estoy muy agradecida por todo esta temporada porque me ha enseñado mucho. Pero me ha hecho darme cuenta que todo esto forma parte de mi trabajo. Los altibajos. No todos los días estaré en mi mejor momento”, compartió.

“No todos los días estaré entusiasmada y lista para ir, pero todos los días mantendré la cabeza en alto. Primeros campeonatos mundiales y primera final de la liga de diamantes. ¡Chica, has tenido una larga temporada, desde enero! Llegué hasta aquí. Gracias a todos los que me han apoyado durante todo el año. A través de las buenas y las malas. Este año fue un contratiempo menor, pero definitivamente me preparó mentalmente para el próximo año. Hasta la próxima temporada”, finalizó.

💬Ver comentarios