El skater Manny Santiago (con el pelo verde), la tiradora Yarimar Mercado y la judoca Melissa Mojica comparten en la zona mixta de la Villa Olímpica.
El skater Manny Santiago (con el pelo verde), la tiradora Yarimar Mercado y la judoca Melissa Mojica comparten en la zona mixta de la Villa Olímpica. (Ramón "Tonito" Zayas)

Tokio - Los cerca de 100 contagios de COVID-19 registrados entre los participantes de los Juegos Olímpicos no significan que la Villa Olímpica se ha convertido en un foco de contagios, aseguró el jefe de los médicos de la representación de Puerto Rico, el doctor Luis Baerga.

En esa instalación actualmente residen 21 atletas puertorriqueños que desde mañana, viernes, verán acción en las Olimpiadas. También conviven allí otros oficiales de la delegación boricua como delegados, personal médico y entrenadores.

En entrevista con El Nuevo Día, Baerga dijo que la Villa es segura, que el protocolo de salud que ha impuesto el comité organizador de Tokio ha funcionado y que la gran mayoría de los positivos han sido registrados previo a que los contagiados ingresen en la Villa.

“De los 90 y pico de casos positivos, la gran mayoría son de afuera de la Villa, de gente que estuvo en campamentos. El protocolo de la Villa ha funcionado”, declaró el galeno.

Un total de 91 personas acreditadas para los Juegos han sido reportadas como contagiadas con coronavirus en Tokio, reportó The Associated Press. De ese número, solamente cuatro han sido residentes de la Villa.

Baerga apuntó que las estrictas medidas de seguridad en la Villa han sido implementadas desde el 13 de julio, cuando la hospedería abrió sus puertas para los residentes. Además de estas reglas, a los miembros de la delegación nacional se les ha aconsejado que eviten los elevadores con personas de otras delegaciones, así como levantarse inmediatamente luego de cenar en los comedores, que es el lugar de la Villa más visitado por los residentes.

Tokio ha estado bajo un estado de emergencia desde hace una semana y media. Las autoridades reportaron este jueves 1,979 casos, lo que supone el peor dato diario desde los 2,044 reportados el 15 de enero.

Los contagios en participantes de los Juegos representa -además de un problema de salubridad- un problema de relaciones públicas para los organizadores de las Olimpiadas, sobre todo el Comité Olímpico Internacional, que ha insistido en la celebración de la justa internacional pese que el pueblo de Tokio ha pedido la cancelación de las competencias al entender que los visitantes serán un detonante para la propagación del COVID-19.

El médico boricua agregó que los atletas también están seguros al salir de la Villa y reingresar a la hospedería luego de entrenar en las zonas de competencia.

Cuando están fuera de la Villa, los atletas no tienen contacto con la ciudadanía, aunque sí son apoyados por voluntarios. Los atletas tampoco están en contacto con`el comercio o la transportación pública de la ciudad.

“En la salida el riesgo está controlado”, puntualizó el fisiatra.

💬Ver comentarios