Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Atletas japoneses compiten en los 3,000 metros con obstáculos durante una competencia de ensayo por los Juegos Olímpicos de Tokio.
Atletas japoneses compiten en los 3,000 metros con obstáculos durante una competencia de ensayo por los Juegos Olímpicos de Tokio. (Shuji Kajiyama)

Tokio — Sentado dentro del nuevo Estadio Nacional de Tokio que costó $1,400 millones, Sebastian Coe procuró otra vez calmar a los deportistas y la escéptica población de Japón de que los aplazados Juegos Olímpicos no representan un riesgo a la salud cuando sea inaugurados en menos de 11 semanas.

💬Ver comentarios