9 de Junio del 2020 Salinas PR Albergue Olimpico practica de la seleccion de boxeo nacional de PR Bryan Polaco [email protected] (David Villafane/Staff)

El Departamento de Recreación y Deportes (DRD) dará un paso atrás y volverá a establecer parte de la Carta Circular (2020-003) emitida el pasado 12 de junio que establece solamente el entrenamiento de grupos no más de seis personas con un entrenador, después del anuncio de la gobernadora Wanda Vázquez Garced de establecer nuevas medidas para combatir el repunte de los casos de COVID-19 en la isla.

Ayer, Vázquez Garced emitió una nueva Orden Ejecutiva, que entrará en vigor desde hoy hasta el 31 de julio —durante el horario permitido— y aceptará únicamente el entrenamiento deportivo y recreativo de manera individual y sin contacto físico. Además, no se permitirá las actividades competitivas de ninguna índole profesional o no profesional, así como el cierre de los gimnasios.

Antes del anuncio de la primera mandataria, la carta circular vigente permitía los entrenamientos con equipos completos en todos los deportes, salvo los de combate, como boxeo y artes marciales mixtas. De igual manera, las ligas profesionales tenían permiso para reiniciar desde el 15 de julio con público limitado. Sin embargo, ningún organismo deportivo anunció un regreso en dicho lapso.

La secretaria del DRD, Adriana Sánchez Parés, incluso había adelantado que para el 1 de agosto toda actividad deportiva podría reiniciar. Ante la nueva orden gubernamental, la funcionaria lamentó el retroceso en el avance para permitir mayor apertura en los deportes. “Para todo es una noticia y una decisión difícil”, dijo Sánchez Parés a El Nuevo Día.

“Aunque no haya información que las actividades deportivas y entrenamientos que se habían autorizados hasta el momento fuesen foco de contagio, la movilidad de las personas que se han visto en estas ultima semanas pone en riesgo la entrada del virus a nuestro mundo del deporte porque no siempre controlamos o conocemos todo lo que está haciendo el resto de las participantes. Volvemos a los grupos pequeños porque se pueden mantener un mejor control para reducir los riesgos”, agregó.

Si las nuevas medidas vuelven a reducir los contagios de COVID-19 en la isla, Sánchez Parés no descarta una nueva ruta de reapertura en el deporte. “Si vemos que estas dos semanas hay un efecto positivo, pudiésemos retomar la ruta que llevamos, pero realmente tenemos que ver el resultado de estas nuevas medidas. Esperaría que tuviese un buen efecto visto en la experiencia anterior cuando estaban implementadas tuvimos nuestro mejor momento en el mes de mayo. Así que esperaría que eso se repitiera en esta ocasión, pero hay que darle el espacio para que la ciudadanía, al hacer el ajuste, ver el resultado que esperamos y, tal vez para el 1 de agosto, volver a tratar una ruta que permita otra vez una flexibilización”, apuntó.

Durante la orden ejecutiva actual, la Liga Superior de Béisbol Doble A canceló su torneo 2020, uniéndose a las ramas del Voleibol Superior de rendirse ante el alto riesgo que conlleva retomar los torneos en medio de la pandemia. Solo el Baloncesto Superior Nacional (BSN) aguarda esperanza de volver a la canchas y hoy la junta de directores volverá a reunirse, cuando establecieron que tomarán una decisión en o antes del 15 de agosto.

Sánchez Parés, quien ha mantenido comunicación con el presidente Ricardo Dalmau, entiende que el tiempo de espera del organismo da una oportunidad de no cancelar antes de la fecha límite.

“En todas las conversaciones que he tenido con Ricardo, creo que mi recomendación ahora mismo es que no tomen una decisión. Sé que establecieron hasta agosto 15 para reunirse y finalmente utilizar una determinación para septiembre o octubre. Mi recomendación es que, como dice Ricardo, confíen en el proceso y que le den una oportunidad. Dentro de su agenda de trabajo les queda un mes para tomar la decisión. En ese mes se pueden ver diferentes cosas. Si fuera una decisión para tomar mañana, la recomendación fuera otra. Creo que pueden dar oportunidad para ver el resultado de esta nueva orden y ver comportamiento de la pandemia”, opinó la licenciada.

¿Se podrá jugar deporte profesional en lo que resta del 2020?, preguntó El Nuevo Día a Sánchez Parés.

“No puedo descartarlo”, contestó.

“La realidad es que el proceso de la pandemia es bien variable. Pero, lo veo difícil en el sentido de que las ligas profesionales, en especial el baloncesto que es la que queda por decidir (más futbol y balonmano), que conlleva un gasto más extraordinario que otras ligas y que necesita tener cierta certeza para tomar decisiones. Ya vemos cuán variable esto y la decisión difícil de los apoderados y de los equipos de asumir ese riesgo no solo de salud, sino económico. Aunque no lo descarto, sé que es cuesta arriba”, opinó.