Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La gimnasta estadounidense Simone Biles admitió que la presión mental le estaba afectando su rendimiento en Tokio y, por tal razón, optó por retirarse de la final de equipos.
La gimnasta estadounidense Simone Biles admitió que la presión mental le estaba afectando su rendimiento en Tokio y, por tal razón, optó por retirarse de la final de equipos. (Ashley Landis)

Las presiones del escenario deportivo olímpico suelen ser tan desconcertantes en ocasiones, y tan diversas en otras instancias, que cuando se analizan desde el campo de la psicología permiten entender por qué atletas como la gimnasta Simone Biles, de Estados Unidos, y la tenismesista boricua Adriana Díaz, llegan a fallar aun en elementos que dominan a la perfección.

💬Ver comentarios