La utuadeña Adriana Díaz, con bandera en mano, festejó por todo lo alto su título en la Copa Panamericana en el coliseo Mario “Quijote” Morales de Guaynabo al contar con el respaldo de la fanaticada boricua en las gradas. (Juan Luis Martínez Pérez)

Tal y como ocurrió el pasado año, Adriana Díaz comenzó este 2020 con una nota positiva, tras revalidar como campeona de la Copa Panamericana de tenis de mesa, que cerró este domingo en Guaynabo y que la consolidó como la mejor atleta de las Américas.

Ahora, el plan de su entrenador y padre, Bladimir Díaz, es buscar que la atleta mantenga su nivel y que pueda obtener una clasificación olímpica en dobles mixto junto a Brian Afanador.

Asimismo, pondera sacar a Adriana de las competencias Sub-21, pues entiende que ya no es necesario que su hija de 19 años compita en esa categoría.

“Estoy contemplando no jugar más (en esa categoría) porque ya veo que no lo necesita a pesar de que tiene 19 años”, dijo el entrenador nacional.

Bladimir insistió que luego de que Adriana se posicionara en el Top 20 en el escalafón de la Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF, por sus siglas en inglés), lo que pretenden es mantenerse entre los primeros 20 a 25 puestos.

“Yo lo que voy a luchar este año es mantenerla entre la 20 a la 25. Esa es mi meta”, dijo Bladimir al finalizar el evento en el coliseo Mario “Quijote” Morales.

En ese evento, la utuadeña revalidó como campeona tras vencer en la final a la estadounidense Lily Zhang en seis sets.

Esta victoria se da en el marco de su mejor posición, cuando se ubicó como la número 20 del mundo.

De hecho, es la raqueta panamericana de mejor posición en ese ranking.

Adriana, que logró su pase a las Olimpiadas de Tokio tras obtener una medalla de oro en el torneo de los Juegos Panamericanos de Lima el pasado año, buscará matricularse en el torneo olímpico de dobles mixto junto a Brian Afanador.

Bladimir cree que hay una posibilidad real de que la dupla consiga ese pase para la justa mundial de este verano. “Brian y Adriana tienen posibilidades reales de clasificar a los Juegos Olímpicos”, apuntó.

Cargada agenda

Bladimir partió ayer hacia Portugal junto a Adriana y Melanie para participar de un torneo Challenge Plus. Junto a ellas participarán Afanador, Daniely Ríos y Gabriel Pérez. Luego competirán en Hungría y después van a estar un mes en Corea del Sur entrenando. Su próximo compromiso será en el Campeonato Mundial por equipos y luego regresan a Puerto Rico para entrenar dos semanas más.

Posteriormente, irán a Argentina para el clasificatorio de olímpico en dobles mixtos. En ese torneo, Melanie también buscará una clasificación en el torneo de sencillos.

Complacido con la Copa

El técnico se mostró satisfecho con lo que Adriana demostró durante los tres días de competencia que duró la Copa Panamericana. Asimismo, alabó el trabajo de acondicionamiento que el excampeón mundial Miguel Cotto hizo con Adriana y con Melanie.

“El torneo me dijo que el trabajo con Miguel Cotto rindió frutos, que el trabajo físico fue clave, fue fundamental para esos movimientos laterales, y estoy seguro de que ellos (sus contrincantes) se sorprendieron con nosotros”, apuntó.

De hecho, el entrenador dijo que continuará con el trabajo físico de cara a los compromisos que tienen por delante.

Mejora su físico

De la misma forma, destacó la madurez que ha visto en Adriana, quien ha comenzado a leer y educarse para mejorar su condición física. “Ella se está concentrando mucho en su carrera. Ella no está pensando en otra cosa que no sea su carrera y está bien clara en sus metas”.

Al referirse a lo que significaba la victoria de Adriana, resaltó que comenzar de esa manera le brindaba un impulso a la atleta, además de ayudar a mantener su recién ganado ranking.

“Ella se consolida como la mejor atleta de la mejor atleta de las Américas. Estamos sumamente complacidos, pudimos defender los puntos del año pasado del ranking. Teníamos 1,800 puntos, ahora los defendimos. Si hubiéramos perdido frente a ella (la estadounidense Lily Zhang), eso hubiera significado que nos hubiera rebasado en el ranking”, explicó.

“Arrancar ganando es bueno porque cuando vas al otro evento, vas con más confianza. Puede pasar que venga demasiado confiada, pero se hacen ajustes en el camino”, apuntó Bladimir.


💬Ver 0 comentarios