La Federación de Natación de Estados Unidos pidió el aplazamiento de las Olimpiadas. En la foto, Katie Ledecky ganadora de cuatro medallas de oro en Río 2016. (AP)

Los Comités Olímpicos de Brasil y Noruega se unieron al coro de voces que solicitan el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio ante la crisis mundial por la pandemia del coronavirus.

En Estados Unidos, las federaciones de natación y de atletismo —con atletas de primer orden mundial— también pidieron posponer la justa olímpica de este verano al entender que sus atletas no pueden entrenar “en un ambiente seguro y adecuado, y replicar la excelencia que todos esperamos no parece probable en medio de esta crisis global”.

El Comité Olímpico de Estados Unidos, en tanto, informó que no llevará a sus atletas a Tokio si no hay una garantía absoluta de salud.

Sin embargo, cada día son más las federaciones, los atletas de calibre mundial y federativos internacionales que le solicitan públicamente al Comité Olímpico Internacional (COI), el aplazamiento de los Juegos que están pautados para comenzar a finales de julio.

La crisis del COVID-19 sigue aumentando en la mayoría de los países del mundo con más de 280,000 casos confirmados y cerca de 12,000 muertes, hasta el sábado.

En pasados días, el presidente del COI, Thomas Bach, reiteró que la justa olímpica continúa en pie para arrancar el 24 de julio, a la vez que instó a los atletas a seguir con sus respectivos entrenamientos con miras al certamen.

No obstante, la realidad para los atletas es otra. Con determinaciones de gobiernos en distintas partes del mundo de cerrar los gimnasios y centros de entrenamiento para evitar un mayor contagio de este virus, los atletas no poseen las facilidades adecuadas para entrenar a un alto nivel y así llegar a Tokio con la mejor preparación.

El Comité Olímpico de Brasil (COB) entiende que los Juegos pueden aplazarse por un año.

“La posición del COB obedece al notorio agravamiento de la pandemia del COVID-19, que ya infectó a 250,000 personas en todo el mundo, y por la consecuente dificultad de los atletas para mantener su mejor nivel competitivo ante la necesidad de paralizar los entrenamientos y competiciones a escala global”, dijo ayer el organismo brasileño.

Menos estrés a los atletas

En Gran Bretaña, el presidente de la Federación de Atletismo, Nic Coward, habló de la importancia de quitarle presión a los atletas con el aplazamiento del evento.

“La prioridad ahora es la salud y el bienestar de los individuos y quitar el estrés del sistema. Y eso se logra diciéndoles a los atletas que no se va a realizar cuando se les dijo y que las autoridades se tomen el tiempo de decidir cuándo se debe realizar de manera ordenada”, dijo Coward.

En Puerto Rico, la presidenta del Comité Olímpico loca, Sara Rosario, dijo en pasados días que el certamen olímpico “es un evento que todavía se puede salvar, si se puede controlar esta epidemia de nivel mundial prontamente”, al tiempo que alentó a las atletas clasificados a Tokio a continuar entrenando en medio de esta emergencia. Al momento, hay 22 atletas boricuas con boletos a las Olimpiadas.

Pero otras figuras del patio, igualmente, entienden que ahora mismo no hay ambiente para celebrar los Juegos en el verano. Bladimir Díaz, padre y entrenador de la tenismesista Adriana Díaz, y la tenista Mónica Puig coincidieron en que el COI debe posponer la cita olímpica.

Así lo expresaron ambos a El Nuevo Día en pasados días. “Sería una decisión poco irresponsable”, dijo Puig, ganadora de la medalla de oro en sencillos en las pasadas Olimpiadas de Río 2016.

Desde Italia, uno de los países más afectados por el coronavirus, el expresidente del Comité Olímpico local, Giovanni Petrucc, declaró que “no estoy en contra de los Juegos Olímpicos, pero decir que los Juegos seguirán es un gran error de comunicación... Sé de los contratos multimillonarios, los acuerdos de seguros, lo sé todo. Pero las vidas humanas valen más que esas cosas”.


💬Ver 0 comentarios