Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Es claro que es un pueblo de mercado pequeño, de reducida capacidad comercial acentuada por la crisis económica a nivel general, pero se las arreglan para hacer de tripas corazones en el deporte. O más bien con ‘brujería’.


💬Ver 0 comentarios