Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Londres – Por un segundo, David Bernier admitió que perdió el aliento.

Se quedó frío al ver la llegada de los corredores a la meta.

“Mi primera impresión fue que Javier (Culson) llegó cuarto”, relató el presidente del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) a la conclusión de la final de 400 metros con vallas.

“Vi que todos llegaron en bonche”, agregó.

Segundos más tarde, Bernier respiró con mayor alivio. Culson había logrado el objetivo de conquistar una medalla olímpica, la primera para Puerto Rico desde Atlanta 1996, al quedar detrás de Félix Sánchez y Michael Tinsley.

Bernier soñaba con ese momento.

“Cuando miré la pizarra más tarde y vi que había llegado tercero, estallé de emoción”, indicó.

“Fue una noche bien emocionante y Culson le regaló una medalla al país para romper con la sequía”, prosiguió el líder olímpico.

Culson se convirtió en tan solo el séptimo atleta boricua en obtener una presea olímpica en 64 años de historia. Y es el primer medallista fuera del boxeo. Puerto Rico ahora suma una medalla de plata y seis de bronce.

“Es una gesta enorme. Es la primera medalla que no se gana en boxeo y eso es historia. No debe sentirse triste. Claro que todos queríamos la medalla de oro, pero así es el deporte y debe sentirse orgulloso. De todas maneras, subió al podio”, dijo Bernier al admitir que existía presión por ver a Culson alcanzar una medalla.

Agregó el odontólogo y exesgrimista nacional que no pierde la esperanza de ver esa medalla de oro, sea en el boxeo con Jeyvier Cintrón o con los tres atletas en lucha.

En la ceremonia de premiación, dos puertorriqueños estuvieron presentes: Culson y el miembro del Comité Olímpico Internacional, Richard Carrión, quien tuvo el honor de entregarle la medalla.

“Ya lo había solicitado y, en Puerto Rico, le había dicho a Culson que le iba a colocar la medalla. Y fue un orgullo hacerlo. Es la primera medalla fuera del boxeo. Es un momento histórico y le dije que sus nietos iban a hablar de este momento y que tenía que disfrutarlo”, manifestó Carrión.

“Estamos hablando de un atleta que ha ganado dos plata en Mundiales y ahora una de bronce en Olimpiadas. Todos debemos sentirnos orgullosos de él”, agregó el presidente del Comité de Finanzas del COI.

Mientras en la Villa Olímpica, los atletas -que quedan en Londres- se reunieron para observar la carrera.

El boxeador Jeyvier Cintrón habló de la experiencia.

“Esperaba que ganara el oro, porque él estaba muy concentrado. Hablaba con él y le decía ‘tú puedes’ ”, dijo Cintrón, el único boxeador aún con esperanzas de subir al podio.

“Me sentí triste, pero luego sentimos felicidad porque ganamos una medalla. No habíamos ganado una desde el 1996. Es la primera en atletismo y él se tiene que sentir conforme con eso”, agregó el boxeador, quien hoy tratará de asegurar una presea en los cuartos de final.


💬Ver 0 comentarios