De izquierda a derecha, Cruz Roique Vicens (Prensa), Arturo L. Carrion (propulsor), detrás, Hector Piky Soto (voleibol), Magaly Diaz Ocasio (Baloncesto), Humberto Rodriguez (propulsor-voleibol) y Joe Hatton en representación de su hijo Bobby Joe Hatton (B (Gerald López Cepero)

Nueve personalidades deportivas serán reconocidas como parte de la clase 2019 del Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño, que celebrará su ceremonia de exaltación número 57 el próximo 24 de noviembre en el hotel Caribe Hilton, de San Juan.

El grupo está compuesto por Edwin Rodríguez (béisbol), Bobby Joe Hatton (baloncesto), Magaly Díaz Ocasio (baloncesto), Luis Felipe ‘Tingui’ Vargas (gimnasia), Héctor ‘Picky’ Soto (voleibol), Luis Humberto Torres Rosa (atletismo), Humberto Rodríguez Carmona (voleibol), Cruz Roqué Vicens (prensa deportiva) y Arturo Carrión (propulsor).

Los próximos exaltados fueron anunciados este martes por el presidente de honor de la clase 2019, Eduardo Marxuach Colón, en una actividad celebrada en las instalaciones del Pabellón de la Fama, ubicadas en el parque Sixto Escobar, en San Juan.

Como era de esperarse, los nuevos inmortales se mostraron felices y satisfechos de que sus aportaciones al deporte y al país sean reconocidos por esta institución que se creó en 1958.

En el caso de Díaz Ocasio, quien es la primera mujer baloncelista en llegar al recinto de los inmortales y la única fémina de la clase 2019, argumentó que con su elección se reconocía el esfuerzo de las atletas que participan del baloncesto femenino.

“Yo represento a la mujer puertorriqueña, no solo en el deporte, sino en todos los aspectos. También represento a todas mis compañeras de equipo de la década del 70 hasta el presente. Para mí es un honor ser la primera mujer baloncelista en ser elegida al Pabellón de la Fama”, sostuvo la exbaloncelista que siempre militó con Quebradillas en el Baloncesto Superior Nacional Femenino y jugó para el Equipo Nacional durante la décadas de 1970 y 1980.

Ocasio alabó los logros de las jugadoras de la Selección Nacional y reconoció que cuando veía los juegos sentía deseos de estar en cancha nuevamente. “Me siento muy emocionada (cuando las ve jugar) porque son momentos que uno quisiera estar dentro de la cancha. Puerto Rico siempre ha tenido una buena representación a nivel local como internacional”, dijo.  

Por su parte, Vargas apuntó que le emocionaba saber que después de tanto tiempo de retirado, aún reconocían lo que logró a nivel nacional e internacional.

Es bonito saber que después de años de retirado siguen reconociendo nuestros triunfos y nuestros logros. Fueron muchos años de sacrificio, y la gente no olvida. Todavía seguimos en el corazón del público puertorriqueño y de nuestro país, y eso me llena de orgullo”, expresó Vargas, quien fue parte de los llamados ‘Golden Boys’ de la gimnasia y quien se retiró de las competencias en el 2014.

Vargas, recordado por sus múltiples medallas centroamericanas y panamericanas, insistió en la importancia que tiene el deporte como ente unificador del país y alabó la iniciativa que anualmente realiza el Pabellón. “El deporte nos une, y actividades como está, que promociona el deporte y exalta el resultado de los atletas retirados, nos llena de orgullo. Estas actividades son importantes para resaltar los logros de los atletas puertorriqueños”, declaró el exgimnasta.

Mientras, Soto reveló que su exaltación tenía un sabor especial pues sería reconocido junto a uno de sus primeros entrenadores, Humberto Rodríguez Carmona. Asimismo, dijo que le sorprendió que lo reconocieran con tan solo dos años de retirado. “Fue una gran sorpresa (el saber que lo reconocieran). El haberlo hecho antes de que yo lo esperara, me cogió por sorpresa. El saber que voy a ser inmortalizado con tantos atletas exitosos que tiene Puerto Rico es un gran honor”, apostilló el recordado opuesto de la Selección Nacional y de la Liga de Voleibol Superior Nacional Masculino.

Para mí es un honor que me exalten y más aun al lado de Humberto Rodríguez, que fue uno de mis primeros coaches, eso lo hace más especial. Humberto fue uno de los que me ayudó a alcanzar ese nivel de competitividad y profesionalismo que me hacía falta para lograr lo que año después logré”, añadió el exjugador que vio acción en clubes en Túnez, Bélgica, Rusia, Japón, Turquía, Corea del Sur e Italia.

Mientras, Rodríguez Carmona coincidió con su expupilo en el sentido de lo especial que era este reconocimiento para él por su amistad con ‘Picky’.

“Me siento muy honrado y más que todo porque me toca estar con Picky, que es uno de los hijos de la vida, y con otros deportistas. Me siento más que privilegiado de estar entre glorias a las que yo he admirado”, declaró quien es reconocido -precisamente- por su trabajo como propulsor del voleibol.

Joe Hatton, padre de Bobby Joe y miembro de la clase de 1988, compartió que toda la familia estaba “contenta” con el reconocimiento que recibió quien se destacara como armador en el Baloncesto Superior Nacional Masculino.

“La familia se siente muy contenta por este reconocimeinto que él bien se ha ganado. Esperamos el día 24, que viene toda la familia para compartir con él”, declaró Joe Hatton quien representó a su vástago que vive en Dallas. “Yo me siento más que orgulloso como padre que me acompañe en el Pabellón”, añadió.

Por último, Roqué Vicens, quien se desempeñó en prensa escrita, radial y televisada, argumentó que su reconocimiento lo llenaba de orgullo.

“Esto es un orgullo. Yo siempre he dicho que los honores ni se ruegan ni se rechazan. El que me hayan escogido es reconocer que los años que se pasan en el periodismo deportivo no fueron en vano. Alguien se acuerda que se hizo algo bueno”, puntualizó quien fuera jefe de varias redacciones deportivas.


💬Ver 0 comentarios