(semisquare-x3)
Irad Ortiz. (AP)

Hallandale Beach, Florida - Mucho se ha comentado de cómo los hermanos Irad y José Luis Ortiz han irrumpido como una tormenta en la hípica estadounidense y la 48va. edición de los Premios Eclipse fue otra prueba de ello.

El jueves en la noche, Irad Jr. coronó su increíble temporada del 2018 con su primer Eclipse al Mejor Jinete y en el proceso hizo historia como el cuarto puertorriqueño premiado, además de convertirse junto a José Luis en la primera pareja de hermanos en conseguir el máximo galardón.

“Estoy supercontento. Uno se propone como meta el ganar este premio y gracias a Dios lo logré. No hay palabras para describir lo feliz que me siento ahora mismo", indicó Irad a El Nuevo Día en medio de felicitaciones de parte de figuras de la industria hípica.

Ortiz reconoció que sintió nervios a medida que se acercaba el momento para anunciarse el ganador del premio en que también estaba nominado José Luis y el estadounidense Mike Smith.

Pero todo quedó en el olvido al escuchar su nombre, desatándose así una lluvia de aplausos para el puertorriqueño —líder de dinero ganado ($27,714,169) y en victorias (346)— y también para su hija Saraí, quien subió al podio y posó al estilo modelo en la ceremonia en el Gulfstream Park en Hallandale Beach.

“Hemos trabajado fuerte y si uno hace eso, ¿por qué no podemos conseguir los resultados? Si uno trabaja fuerte y se dedica, los resultados van a llegar y esto es una muestra de ello”, aseguró.

“Vamos a seguir trabajando para seguir logrando cosas buenas para nuestra carrera y Puerto Rico. Me siento bien contento de seguir poniendo el nombre de Puerto Rico en alto. Es de donde venimos y lo que representamos”, añadió el trujillano, que le dedicó el premio a su hermano. “José me dedicó el premio el año pasado y qué bien que pude dedicárselo este año. Él es mi hermano, una persona con la cual no hay odio ni rencor, lo amo, es mi sangre”, sostuvo.

José Luis, por su parte, celebró el premio como si hubiese sido suyo, y destacó el logro de convertirse en el primer dúo de hermanos que consigue el Eclipse.

José Luis también celebra

“Estoy bien contento por Irad. Él tuve un gran año y se lo merece, eso y más. Él trabajó bien duro y gracias a Dios lo obtuvo", dijo el ganador del 2017. “Es un orgullo ser la primera pareja de hermanos que obtiene el premio. Es algo histórico y se siente bien ser parte de la historia de este deporte. Todos estamos contentos y orgullosos”.

Y aunque ambos tienen un Eclipse, José Luis espera que el futuro traiga otros al seno familiar, tal y como hicieron los puertorriqueños Ángel “Junior” Cordero (1982 y 1983) y John Velázquez (2004 y 2005) como doble ganadores.

“En este deporte no se sabe qué puede pasar en el mañana. Lo único que le pedimos a Dios es mucha salud. Hay que seguir trabajando duro. Ya tenemos el negocio establecido, montamos para muchos entrenadores y estamos recibiendo buenas oportunidades”, explicó. “Sólo necesitamos salud para seguir tratando de traer más premios Eclipse a la casa y al pueblo de Puerto Rico que siempre representamos dignamente. Llevamos a Puerto Rico en el pecho. Nunca nos olvidamos de dónde venimos”, dijo José Luis.

Mientras tanto, el agente de Irad, Steve Rawlings, también estuvo de fiesta con el triunfo de Irad.

“Es increíble. Es un gran logro para Irad, quien trabajó fuerte durante todo el año e hizo un gran trabajo. Es un premio bien merecido”, indicó el agente. “Es un privilegio trabajar con él. Es un gran jinete, todo el mundo lo quiere para que monte sus caballos y eso hace que mi trabajo sea fácil”.

Rawlings también les auguró un gran futuro a los hermanos describiéndolos como "dos jóvenes excepcionales y muy talentosos".

"Sólo Dios sabe cuántos premios tienen en su futuro porque el cielo es el límite para ambos", apuntó.


💬Ver 0 comentarios