Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (vertical-x1)
Puig se alzó con la medalla de oro del torneo de sencillos femenino en Río, la primera en la historia de Puerto Rico. (Twitter)

La tenista puertorriqueña Mónica Puig fue galardonada hoy como la Mejor Atleta Femenina de Río 2016, durante la ceremonia de premiación de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales, (ANOC, por sus siglas en inglés), dando continuidad a lo que ha sido una temporada de ensueño para la atleta de 23 años.

Puig fue premiada así por su hazaña de conquistar la primera medalla que consigue una mujer representando a Puerto Rico en unas Olimpiadas, y por darle al País la primera presea de oro en su historia del olimpismo.

Antes de los Juegos de Río 2016, Puerto Rico solo había conquistador preseas de plata y bronce, las últimas hace cuatro años cuando el luchador Jaime Espinal subió al segundo lugar más alto del podio, mientras que el vallista Javier Culson consiguió bronce en los 400 metros con vallas.

La ceremonia en que resultó premiada Puig se celebró en Doha, Qatar, con la presencia de altos ejeutivos del Comité Olímpico Internacional, así como de los comités olímpicos nacionales que lo componen.

La boricua también estuvo presente y pasó a recoger su premio elegantemente vestida, y tuvo unas breves palabras de agradecimiento a su equipo de trabajo, a su familia y amigos, y en especial al Comité Olímpico de Puerto Rico.

“Gracias a mi equipo, mi familia y amigos por estar conmigo en esta aventura increíble”, dijo Puig en inglés a los presentes. “Mi agradecimiento a Puerto Rico por apoyarme durante las altas y bajas. Gracias por creer en mí, y sé que habrán muchas alegrías”, dijo Puig en inglés, terminando con unas cortas palabras en español. “Sí se puede Puerto Rico, los amo mucho”.

Puig conquistó la presea de oro en los Juegos Olímpicos de verano en Brasil tras una consistente actuación enfrentando y superando a lo mejor de lo mejor.

La boricua hizo sonar La Borinqueña por primera vez en unas Olimpiadas al superar en tres sets, 6-4, 4-6, 6-1 a la alemana y actual número uno del mundo, Angelique Kerber (entonces clasificada #2 por la WTA).

Pero antes debió imponer su juego al de otras tenistas mejor clasificadas que ella, en su mayoría. Puig entró al torneo de Río clasificada como la número 34 del mundo.

En primera ronda se impuso en dos sets, 6-3 y 6-2, a la eslovena Polona Hercog, clasificada 99. Pero luego comenzaría su racha eliminando en sucesión a raquetas de mayor nivel. En la ronda de los mejores 32 venció a la rusa y número 19 del mundo Anastasia Pavlyuchenkova, también 6-3 y 6-2. Y en cuartos de final superó a la alemana Laura Siegemund, 32 del mundo, por 6-1 y 6-1.

Luego en octavos de final derrotó a la número cuatro del mundo, la española-venezolana Garbiñe Muguruza, venciéndola por 6-1 y 6-1. Para entonces, la boricua no hacía otra cosa que pensar en la posibilidad del oro. Antes de Río 2016, Puig solo había logrado en una ocasión vencer a una tenista clasificada entre las mejores 10 del mundo, a la italiana Sara Errani, en Wimbledon en el 2013.

Y como antesala a la conquista del oro, se impuso en la semifinal a la checa Petra Kvitova, quien entró clasificada decimocuarta. Puig la derrotó 6-4, 1-6 y 6-3.

La temporada 2016 para Puig ha sido sencillamente su mejor. En la víspera de cumplir sus 23 años a finales de septiembre, ascendió a la posición 27 en la clasificación mundial de la WTA, la más alta que ha conseguido en su carrera, aunque eventualmente volvió a descender a la 34. Fue también la primera vez que queda entre las mejores 30 raquetas del mundo.


💬Ver 0 comentarios