Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Rafa Campos busca emular a Chichí Rodríguez (horizontal-x3)
El boricua Rafa Campos estudia el green antes de intentar un putt. Campos entra a la última jornada del Abierto a dos golpes del líder en un empate con otros cinco golfistas. (Wanda Liz Vega Dávila)

Río Grande - Por primera vez en 31 años, un golfista puertorriqueño intentará finalizar por dos años consecutivos en el ‘Top Ten’ de un torneo del PGA Tour.

Rafael Campos, quien ayer llegó a tener el liderato de la décima edición del Puerto Rico Open, saldrá hoy a la cuarta y última ronda del torneo del PGA Tour, a dos golpes del líder, Chris Stroud, y empatado con otros cinco golfistas en la cuarta posición.

Campos, quien comenzó ayer su ronda a las 12:10 de la tarde, rápidamente tomó el puntero de la competencia al lograr cuatro birdes en sus primeros cinco hoyos. El boricua logró recortar un golpe a la norma del campo en los hoyos 2 al 5 para colocarse 10-bajo-par y a dos golpes sobre sus más cercanos rivales.

“Al principio empecé un poco nervioso, pero después me relajé por completo. Me sentía bien cómodo y le estaba dando muy bien”, señaló Campos.

En el sexto hoyo, un par-3, cedió un golpe al completarlo con un bogey, pero cerró los ‘front nine’ con un birdie que levantó decenas de gritos de buenas vibras de las casi 200 personas que lo seguían en ese momento, para dar la vuelta con 32 golpes y colocarse nuevamente a -14 en su acumulación de ‘strokes’.

Bogeys en los hoyos 12 y 14 lo sacaron del puntero que compartía en ese momento con Darren A. Points, al que luego se le unieron Stroud y Bill Lunde como líderes. En el 17, Ramos colocó su tiro de salida en el fairway y su tiro de aproximación a unos ocho pies de la copa, y la fanaticada que estaba bordeando el green gritó de felicidad. El boricua realizó un excelente putt para el birdie para colocarse a 13-bajo-par.

Pudo haber cerrado el día con un golpe menos cuando su putt en el 18 se le fue un poco a la izquierda al tiempo que la fanaticada que llenaba las ‘suites’ que bordean el green del hoyo 18 dejaban escapar un grito de pesar.

“Me encantó (ver todas esas personas). Creía que iba a estar nervioso en mi putt, pero no. Ha sido increíble como toda esta gente me ha estado dando el apoyo durante todo el día. Es la primera vez (en el torneo) que lo veo tan lleno”.

El primero desde Chichí

Campos, quien el año pasado finalizó octavo para convertirse en el primer boricua desde Chichí Rodríguez en finalizar tan alto en un torneo del PGA Tour, volverá al campo hoy a las 9:10 a.m. para jugar en una ronda en que los primeros 15 jugadores entran al último día con oportunidad real de ganar.

“Va a estar excelente”, dijo el boricua, quien jugará en un ‘threesome’ que completan Tin Wilkinson y Bryson DeChambeau. “Eso me encanta. Los primeros 25 o 30 están simplemente tres tiros atrás. Eso es emocionante. Cualquiera que esté en los primeros 35, con una buena ronda, tiene oportunidad de ganar”.

De mantener o mejorar su actual posición al finalizar el día, será el segundo boricua en finalizar dos años seguidos en el Top 10 de un torneo del principal circuito de golf profesional. Chichí Rodríguez, quien tuvo casi un centenar de torneos, lo hizo por última vez en 1985 y en 1986.

“Han sido, gracias a Dios, dos años hasta ahora bastante buenos y si Dios quiere mañana (hoy) será mejor”, comentó Campos. “Para mí es un gran honor, pero me da mucha más confianza. Llevo dos años poniéndome en esta situación y puedo decir que lo que he estado trabajando está dando frutos. Definitivamente le estoy sacando el positivo lo más posible, en el hecho de que el trabajo que le he puesto en los últimos años es la manera correcta para ponerme en estas posiciones”.

Aunque ha lucido recuperado de las lesiones en el pectoral derecho y de ligamentos en su pie derecho, que lo mantuvieron sin poder jugar golf durante los últimos cuatro meses del 2016, Campos señaló que no está del todo reestablecido.

“En realidad todavía me molesta. Después de todos estos días tengo el pie que me molesta. Lo siento un poquito pesado… un poquito cansado. Pero la realidad es que sé que puedo jugar bien y al nivel más alto que puedo, sin tener que preocuparme del pie en estos momentos”, aseguró.

Campos señaló que confía que su actuación en este torneo le permita atraer a más jugadores jóvenes al deporte.

“Quiero que el golf sea más ‘visible’ aquí. Ver a tantas personas seguirme hoy, estoy seguro de que al menos una o dos personas van a decir dentro de una semana que quieren jugar golf”, dijo.


💬Ver 0 comentarios