Campos, que en la primera ronda concluyó con un golpe sobre par, ascendió de la posición 77 a la 19. (semisquare-x3)
Campos, que en la primera ronda concluyó con un golpe sobre par, ascendió de la posición 77 a la 19. (Ramón “Tonito” Zayas)

El puertorriqueño Rafa Campos tiró este viernes una sólida ronda de 68 golpes, cuatro bajo par, en el segundo día del Puerto Rico Open que se juega en el Coco Beach Gulf Club de Río Grande, y no solo logró hacer el corte sin dificultad para continuar con vida hasta el final del torneo, sino que avivó sus esperanzas de ganar por primera vez ante su gente.

Campos, que en la primera ronda concluyó con un golpe sobre par, ascendió de la posición 77 a la 19, en un empate con otros siete golfistas.

Este sábado el boricua, el único de cuatro jugadores del patio en sobrevivir al corte al completarse las primeras dos rondas, saldrá del hoyo 1 a las 11:50 de la mañana en el inicio de la tercera vuelta.

Ayer (el jueves) en realidad le estaba pegando mucho mejor a la bola. Solo que estaba teniendo muchos problemas en los greens con el poteo. ¿Qué cambios hice de ayer para hoy (viernes)? Pues cambié el putter. Puse otro putter en el juego para ver si tenía mejor sensación y la realidad fue que sí. Me sentía mucho mejor encima de la bola cuando estaba en los greens. Hoy no fue el mejor día pegándole a la bola, pero la mantuvimos bastante en juego durante la ronda”, expresó un contento Campos.

Campos se había expresado decepcionado el primer día y reveló que ni siquiera en la práctica de poteo que hizo después de esa primera ronda del jueves, se sintió satisfecho. Fue entonces cuando junto a su caddie continuaron evaluando la situación y decidieron cambiar de putter para la segunda ronda.

Llegamos un poquito más temprano hoy. Hoy llegamos como 40 minutos antes de lo que normalmente llego, y estuvimos un buen rato poteando. Gracias a Dios fue una buena decisión”.

Lograr el corte, no solo le dio un respiro de alivio al puertorriqueño, que en sus últimas dos ediciones del Puerto Rico Open terminó en el Top 10 (octavo en 2016; décimo en 2017).

La dinámica cambia porque no tienes que preocuparte de hacer el corte. Ahora lo que uno tiene que enfocarse es en ganar el torneo. Sé que tengo dos días más que puedo ser un poquito más agresivo y tratar de moverme lo más posible hacia el frente”.

Campos comenzó su décimo hoyo del día con un bogey, colocándose uno bajo par en la ronda, pero más adelante respondió con tres birdies consecutivos y cerró con cuatro hoyos tirando par, para entregar tarjeta final de 68 golpes, con lo que se suma 141, cinco de diferencia con el líder.

El estadounidense D.J. Trahan tuvo una segunda ronda de 67 golpes tras entregar tarjeta de 69 eljueves, para tomar el liderato del torneo con 136, empatado con su compatriota Nate Lashley y el mexicano Roberto Díaz, quienes tuvieron idénticas rondas de 68 golpes los primeros dos días.

Entretanto, los demás boricuas activos no sobrevivieron al corte. Edward Figueroa, el mejor de los puertorriqueños en la primera ronda (-1), tiró para 76 golpes en la segunda, cuatro sobre par, terminando con 147. Jero Esteve entregó tarjeta de 76, cuatro sobre par, para cerrar con 151 golpes.

Max Alverio lució mejor que el primer día, pero aun así entregó tarjeta de 74 golpes, dos sobre par, para un total de 152 golpes.


💬Ver 0 comentarios