Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
“La preparación no ha sido la ideal para el torneo este año, pero sí en el último mes y medio le he dedicado muchísimo, muchísimo más tiempo a la práctica y a todo", dijo Campos. (Tony Zayas)

Rafael Campos dijo estar listo para jugar su primer torneo de envergadura en casi siete meses. Y lo hará en su terruño, en el Puerto Rico Open que iniciará el próximo 23 de marzo.

El golfista de 28 años viene de recuperarse de dos dolorosas lesiones que lo apartaron de los campos por el último tercio del 2016, y confía que la décima parada del PGA Tour en la Isla será el ‘primer tee’ de un exitoso 2017. El año pasado Campos se convirtió en el primer puertorriqueño en terminar entre los primeros 10 jugadores en un torneo del PGA Tour al concluir empatado en la octava posición del IX Puerto Rico Open.

En el 2016, Campos abrió el torneo con una ronda de 64 que lo colocó como líder del torneo y luego de firmar tarjetas de 71, 72 y 72 cerró con 279 golpes (9-bajo-par) para unirse a Juan ‘Chichí’ Rodríguez como el segundo puertorriqueño en culminar tan alto en un torneo del tour. Rodríguez ganó ocho torneos del PGA Tour y finalizó en cuatro ocasiones entre los mejores 10 en ‘majors’.

“La preparación no ha sido la ideal para el torneo este año, pero sí en el último mes y medio le he dedicado muchísimo, muchísimo más tiempo a la práctica y a todo. Tuve una serie de lesiones en septiembre del año pasado que ocasionaron que no pudiera jugar golf por cuatro meses. No podía tocar un campo de golf, no podía hacer un swing de golf. En enero 3, que fue cuando empecé a pegarle a la bola, estaba un poco perdido”, señaló Campos a El Nuevo Día durante una visita que hizo el jueves al Champions Course del Coco Beach.

“Estoy loco porque llegue el torneo. Quiero que comience la semana; quiero sentir la presión, porque eso siempre ayuda... el estar temblando un poquito siempre ayuda porque uno le busca lo positivo. Creo en mí en un 100%. Creo que estoy listo y puedo ganar cualquier torneo. Siento que este año estoy más fuerte mentalmente después de lesionarme y comenzar de cero como se dice”.

Reconociendo que las lesiones -desgarros en los músculos pectoral mayor derecho y de ligamentos en el dedo gordo de un pie- le quitaron la condición de juego, tan pronto tuvo el visto bueno para regresar al deporte que le apasiona optó por volver a repasar todo desde la base.

“Tomé la decisión de ir a ver al coach mío allá, Jim McClean, y estuvimos trabajando bien fuerte por casi un mes. Me siento que estoy mucho más preparado, mucho más listo. Ahora es cuestión de quitarme un poco de moho y estar listo para jugar el torneo”, dijo. “Espero mucho de lo mismo (del sólido juego que desplegó desde finales del 2015 hasta el primer tercio del 2016). Mi juego está llegando al punto que verdaderamente controlo el ‘outcome’. Las expectativas son las mismas. Estoy en el torneo porque quiero ganar. No jugaría en el torneo si pensara que no puedo ganar. Esa es la realidad. No voy a jugar este deporte si no creyera que voy a cargar un trofeo al final de la semana”, agregó.

Un golfista distinto

Campos señaló que debido a las lesiones -y a que probablemente las áreas no hayan recuperado totalmente la fortaleza que tenían previo a los traumas sufridos- su juego ha cambiado.

“La distancia no se me mantuvo. Por eso se me hizo difícil al principio. Quizás la pierna no me está trabajando como me trabajó el año pasado. Estoy pegando más corto, como 20 yardas menos que el año pasado, y todos los hierros me salen un poco más cortos. Lo que he estado haciendo en el último mes es simplemente adaptarme a las distancias nuevas”, explicó. “Lo bueno es que lo (que era) consistente está ahora hasta mejor. Perdí distancia, pero estoy mucho más derecho, creo que eso es mucho más importante para mí que darle duro”.

“Con el ‘poteo’ era lo mismo. Cuando regresé en enero y cogí el putter que llevo usando desde hace tiempo digo ‘mano que incómodo se siente’. Busco un putter de mi casa, viejo, antiguo, y llevo usándolo dos meses y me encanta. Simplemente son diferentes sensaciones. El cuerpo está reaccionando diferente pero me he acoplado bien rápido y el poteo está muy consistente”, agregó.

El graduado de Virginia Commonwealth University ha estado jugando en cada una de las ediciones del Puerto Rico Open, que del 23 al 26 de marzo celebrará su décima edición, e indicó que esa racha se la debe a que los organizadores del torneo le han cursado invitaciones.

“Décimo año ya. Es definitivamente un gran orgullo siempre ser parte (del Abierto). Tengo que darle gracias a las personas del torneo porque no es como que yo llegué y pude jugar en estos 10 torneos porque tenía status en el PGA o algo así, porque no era así. Era simplemente porque fueron bien bondadosos de poder ofrecerme un espacio en el torneo”, aceptó.

“Definitivamente no es como si me lo gané, fue que me dieron esta oportunidad. Muy agradecido siempre y bien bendecido de que (los organizadores) apoyen a los jugadores de Puerto Rico y nos den esa oportunidad de poder ser parte de este evento durante 10 años ya. Siento que comencé a jugar este torneo hace nada, pero en realidad los años están pasando bien rápido”.

Marcado por el PR Open

Campos ha hecho el corte en cuatro de sus primeras nueve presentaciones en el PR Open -2008, 2013, 2014 y 2016 y entiende que su actuación del primer año del evento y la que tuvo en 2016 han sido “especiales”.

“La del año pasado, definitivamente, es la más especial que he tenido. Muy cerca del primer año. El primer año, el hecho de poder jugar un torneo del PGA a los 19 años, para mí eso fue un logro monumental. El hecho de haber hecho el corte como aficionado justo en la raya eso fue una gran satisfacción”, recordó. “Pero sí, el año pasado sobrepasó muchas... Definitivamente es de los mejores momentos que he tenido. Las expectativas cambiaron. Me di cuenta de que podía ganar el torneo si me lo proponía”.

“Fue mucha gente a apoyar y para mí fue un gran orgullo; siempre han apoyado a los jugadores y al golf de Puerto Rico, pero me sentí bien que pude ser parte de un movimiento que esperemos este año vuelva y surja otra vez”, sentenció.


💬Ver 0 comentarios