Carol Cedeño sonríe tras competir en la segunda carrera de la tanda dominical en Camarero. (Ramón “Tonito” Zayas)

CANÓVANAS.- La jinete Carol Cedeño no competía en el Hipódromo Camarero desde que el 2007, cuando recién graduada de la Escuela Vocacional Agustín Mercado Reverón montó en 48 carreras antes de mudarse a Estados Unidos en busca de un mejor futuro.

Este domingo, regresó al óvalo de Camarero llena de ilusión para competir y compartir con sus colegas como parte del programa organizado en conmemoración del Día Internacional de la Mujer. Cedeño es la jinete puertorriqueña más exitosa en Estados Unidos. Sin contar las carreras de la tanda dominical en la isla, el total de todas sus montas han producido $21,873,141 y acumula 907 victorias.

“Estar aquí significa mucho porque yo salí de aquí. Me tuve que ir a Estados Unidos porque aquí le dan más oportunidades a los hombres que a las mujeres. Me fui a Filadelfia, y me ha ido muy bien. Me siento contenta de que me hayan invitado a competir con todas ellas (en Puerto Rico)”, apuntó la atleta antes de su primera monta de la jornada dominical en la segunda carrera sobre el ejemplar Lord Kaufer.

Cedeño agregó que se sentía muy contenta con la actividad de este domingo, particularmente porque sus compañeras tendrán la oportunidad de lucirse ante el público nacional en un evento nunca antes realizado en Puerto Rico.

El “Jockette Challenge”, como fue bautizada la serie, consistió de tres carreras con la participación de 13 jinetes femeninas de Puerto Rico y el exterior. Cedeño y María Maysonett también compitieron en la segunda carrera con varones.

“Esto es para que vean que las mujeres podemos (correr caballos) también. Ya sabes, se dice que esto es un deporte de hombres. Yo no pienso que eso sea así. Hay muchos caballos que las mujeres los entienden mejor que los hombres. Estoy contenta que se haya podido realizar este evento”, agregó la jinete natural de Toa Alta.

La deportista reiteró que más allá de ganar, su intención era compartir con sus colegas. “Yo no tengo que ganarlas todas. Que gane la que tenga que ganar. Yo vine a compartir con ellas”.

Una carrera difícil

Aunque concedió que el asunto ha mejorado, Cedeño reconoció que las mujeres jinetes tienen que esforzarse más que los varones. “Para mí ha mejorado, pero cuando empecé fue súper difícil. Cada vez que iba a un hipódromo diferente se me hacía difícil. Y montar allá con jockeys buenos también es difícil. Pero si uno se mantiene trabajando todos los días, aunque no estés montando, todos los días. Es consistencia para que la oportunidad llegue, y cuando”, expresó.

Complacidas sus colegas

Si Cedeño se veía radiante con la oportunidad de correr frente a los boricuas y junto a su compañeras jinetes, Nicole Disdier González y Yajaira Velázquez también estaban contentas por la oportunidad de competir todas juntas.

“Esto para mí es algo grande, ya que es la primera vez. Es algo emocionante”, sostuvo Disdier González, quien tiene cuatro años como jinete.

“Yo tengo 20 mil emociones, y estoy contenta con esta oportunidad de montar todas juntas en varias carreras. Además, tener la experiencia de correr con jientes veteranas como Carol Cedeño, Wallynette (Rodríguez), Cindy Soto, Andrea (Rodríguez), Alondra (Maldonado)... Estoy súper contenta”, manifestó, por su parte, Velázquez, que tiene casi dos años de experiencia.

“He podido conversar con ellas (con las veteranas), y son súper humildes y chéveres. Hemos socializado todas. Estamos muy emocionadas y contentas de que finalmente se haya podido hacer estas carreras”, expuso Velázquez.


💬Ver 0 comentarios