(horizontal-x3)
Mónica Puig está en la isla para promocionar los nuevos productos de Sally Hansen. (Imagen tomada del Facebook de Sally Hansen)

La primera raqueta boricua Mónica Puig no dio seguridad de que pueda representar a Puerto Rico en el torneo de los Juegos Panamericanos de Lima, Perú, pero sí reafirmó que su enfoque está en las Olimpiadas de Tokio 2020, donde aspira a defender la medalla de oro de Río 2016.

Puig, quien visitó la isla para un compromiso promocional con la firma de productos para las uñas Sally Hansen, conversó hoy, jueves, con El Nuevo Día también sobre su cambio de entrenador, cuando se prepara para representar a la isla en la Copa Federación, que se efectuará del 6 al 9 de febrero en Colombia. Allí, junto a otras raquetas del patio, participará de la eliminatoria del Grupo 1 de la Zona de América, en Antioquia.

“Ya tomé dos días libres. Ahora a entrenar y a verme con el equipo (de Puerto Rico) allá en Medellín... a competir, pasarla bien y seguir lo que queda de este año que acabamos de empezar”, dijo Puig en un aparte luego de una sesión de fotos junto a admiradores en San Patricio, en Guaynabo.

La número 59 del mundo en el ranking de la Asociación de Tenis de Mujeres (WTA), expresó cuáles son sus metas inmediatas para 2019 ahora que tiene entrenador nuevo en la figura del estadounidense Kamau Murray en lugar del argentino Juan Ignacio “Nacho” Todero. Y dijo que los Panamericanos no figuran –en este momento- en su calendario para este año. Puig ganó bronce en los Panamericanos de Toronto 2015.

“Los Panamericanos... estoy como que en un tricky spot (posición complicada) porque no sé si voy, porque tengo compromisos con el Tour (de la WTA)”, explicó Puig, de 25 años.

“Ya que estoy sacando tiempo para competir para Puerto Rico en la Fed Cup, no puedo sacar tiempo del schedule empezando la gira de Estados Unidos. Es cuando caen los Juegos Panamericanos”, agregó la jugadora.

Según el calendario de la WTA, la gira por Estados Unidos comienza precisamente el 29 de julio con un torneo en Washington D.C. Tres días antes será la apertura de los Juegos de Lima, que se extenderán hasta el 11 de agosto.

“Pero obviamente mi enfoque es Tokio 2020, y por fin tener buenos resultados este año. Arrancar ya, tratar de ganar títulos para llegar al 2020 bien y en forma”.

Esa es la motivación de Puig ahora que está estrenando cuerpo técnico luego de terminar su relación de trabajo con Todero.

“Me siento supercontenta, muy relajada al entrenar con este nuevo equipo. Fue un buen cambio, como que un breathe and fresh air para mí. Y bueno, estoy mirando a lo que podemos trabajar como equipo, lo que podemos mejorar de aquí en adelante”, dijo sobre la integración de Murray, exentrenador de Sloane Stephens, ganadora del Abierto de Estados Unidos de 2017.

Para Mónica fue difícil dar por terminada su relación de trabajo con Todero, con quien alcanzó su mejor posición en el ranking mundial (27 en 2016) poco después de hacer historia dándole a Puerto Rico su primera medalla de oro en cualquier deporte en unas Olimpiadas.

“Pedí el cambio”

“Fue difícil porque llevamos tres años juntos, casi cuatro... Y nos conocemos bastante. Fue una relación bastante buena, pero necesitaba un cambio”, agregó Puig, quien aseguró que fue ella quien pidió el cambio. “Sí, pedí el cambio porque sentía que me estaba quedando un poco estancada y necesitaba un impulso nuevo y una voz fresca en mi mente para ayudarme a ir al próximo nivel”.

Tras subir a la vigesimoséptima posición del escalafón en 2016, Puig cayó por debajo de las mejores 50 en las siguientes dos temporadas (58 en 2017; 53 en 2018).

Entrando ya en su noveno año en el circuito de mayores de la WTA, Puig confesó que no se imaginaba que su carrera y permanencia en la gira mundial sería tan prolongada.

“No. Tampoco me imaginaba que ganaría la medalla de oro (en las Olimpiadas). Como que eso fue algo totalmente out of the blue (inesperado). Pero aquí estoy hoy día, y ojalá pueda este año, y los años que me quedan, tener buenos resultados, ganar torneos y subir en el ranking”.

Relajada fuera del tenis

Puig dijo que la compañía “siempre trata de hacerlo bien fun para mí. Esta mañana (ayer) hicimos una sesión de fotos con productos que van a lanzar ya mismo. Y bueno, disfrutando de mi tiempo en la isla, que es un poco corto, pero disfrutando”.

La jugadora, que hace poco comenzó estudios universitarios en línea, dijo que es poco el tiempo que tiene para actividades fuera del tenis, por lo que aún estos compromisos profesionales con las marcas que la auspician, se convierten en la excusa perfecta para darse su escapada de las canchas.

“Para mí es lo mejor... es algo fuera de la competencia, fuera del tenis. Es algo más de ser mujer, de la belleza... y a mí me encanta tener mi manicure y mi pedicure. Siempre trato de tener mis uñas coordinadas con mis outfits de competencia, pero para sacar tiempo de mi horario para ir a hacerme las uñas, eso es difícil”, dijo riendo.


💬Ver 0 comentarios