Mónica Puig no juega un torneo de la WTA desde octubre 2019. (MIC SMITH)

La tenista puertorriqueña Mónica Puig tiene las paradas seleccionadas para su regreso al circuito de la WTA rumbo al Abierto de Estados Unidos, el cual arrancará el 31 de este mes.

La medallista olímpica de oro de Río 2016 jugará en el Western & Southern Open que se celebrará del 20 al 28 de agosto, mudado de su sede original de Cincinnati al Centro Nacional de Tenis Billie Jean King en Nueva York, informó su agente Marijn Bal a El Nuevo Día.

El torneo de preparación fue mudado de Cincinnati como parte de una doble cartelera organizada por la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA por sus siglas en inglés). Los y las tenistas podrán ingresar a la instalación a partir del 16 de agosto.

Previo a dicho torneo, se jugará The Top Seed Open, presentado por Bluegrass Orthopaedics, en Lexington, Kentucy, del 10 al 16 de agosto. Puig tiene en duda su participación en dicha competencia, ya que deberá decidir si añade una semana más de práctica o no a su preparación, indicó Bal.

El Western & Southern Open, que se celebrará sin público, contará con la participación de las campeonas de Grand Slam, Naomi Osaka y Serena Williams, pero aún no se sabe si llegará la actual número uno del mundo, Ash Barty.

Puig, de 26 años, verá acción por primera vez en un torneo de WTA desde octubre, antes de su operación en el codo derecho el pasado diciembre. Tenía en agenda retornar a principios de 2020, pero la pandemia del coronavirus detuvo en marzo los torneos profesionales del tenis a nivel global. El reinicio de la gira de mujeres está planificado para la próxima semana con un torneo en Palermo, Italia.

Puig sí regresó a la cancha el pasado 23 de junio en el torneo de exhibición Credit One Bank Invitational en Charleston, Carolina del Sur. Terminó su participación con tres derrotas en sencillos y una victoria en dobles.

El miércoles pasado, culminó su aparición con el equipo profesional Vegas Rollers en el torneo de exhibición World Team Tennis (WTT). El conjunto de Puig, compuesto por Bob Bryan, Asia Muhammad, Sam Querrey, Kristie Ahn, Mike Bryan y Ajla Tomljanovic, terminó en la séptima posición de nueve participantes. En la competencia, que se celebra en West Virginia, el equipo tuvo marca de 2-6 en sencillos y 2-11 en dobles femenino y mixto.

Puig está posicionada en el encasillado 90 del escalafón mundial de la WTA.

Pese a la cancelación de Wimbledon en Londres y la movida del Roland Garros de mayo a septiembre, el Abierto de Estados Unidos- que por lo general es el último Grand Slam del año- sigue en planes para jugarse del 31 de agosto al 13 de septiembre. La USTA informó que los detalles de los protocolos sanitarios y de seguridad serán dados a conocer conforme se acerque la fecha del torneo.