La japonesa Naomi Osaka azota la raqueta durante el encuentro que perdió ante la canadiense Leylah Fernández.
La japonesa Naomi Osaka azota la raqueta durante el encuentro que perdió ante la canadiense Leylah Fernández. (Frank Franklin II)

Naomi Osaka perdió el partido y la compostura ante una jovencita.

Azotó la raqueta contra la cancha del Arthur Ashe. Momentos después, arrojó el resto de su equipamiento, haciendo que rebotara y se deslizara sobre la pista hacia la red.

Un berrinche más en la línea de fondo dejó otra raqueta dañada y evidenció que la japonesa no encontraría la solución. En las postrimerías, el público la abucheó por tomarse demasiado tiempo entre los puntos, dando la espalda a la cancha.

La canadiense Leylah Fernández, de 18 años y ubicada en el 73er sitio del ranking y que jamás había avanzado tan lejos en un Gand Slam, se impuso por 5-7, 6-7 (2), 6-4.

“Cuando gano, no me siento feliz, me siento más como un alivio. Cuando pierdo, me siento muy triste “, dijo Osaka en su conferencia de prensa. “No siento que sea normal”.

Agregó que está pensando en tomarse otro descanso del tenis “por un tiempo”

Fernández cortó así la racha de 16 victorias que ostentaba Osaka en torneos del Grand Slam, todos sobre cancha dura. La realidad es que la tenista asiática disputó también su primer major desde que se retiró del Abierto de Francia antes de la segunda ronda para cuidar su salud emocional.

Tampoco participó en Wimbledon. Y aunque sí jugó como local los Juegos Olímpicos en Tokio, donde encendió el pebetero, tal vez resintió la poca actividad de los últimos meses.

💬Ver comentarios