Carlos Alcaraz celebra un punto durante la final del domingo.
Carlos Alcaraz celebra un punto durante la final del domingo. (Mary Altaffer)

NUEVA YORK.- La precoz amalgama de valentía y madurez de Carlos Alcaraz ya la tiene en la cumbre del tenis.

El portento español de 19 años derrotó el domingo a Casper Ruud por 6-4, 2-6, 7-6 (1), 6-3 en la final del Abierto de Estados Unidos para conquistar su primer título de Grand Slam y convertirse en el hombre más joven que asciende a la cima del ranking.

Lo hizo en apenas su octava presentación en una de las cuatro grandes citas del tenis, y la segunda en Flushing Meadows.

Alcaraz es señalado para ser el próximo gran fenómeno del tenis masculino, el relevo que el deporte nerviosamente ansía tener para la eventual partida de Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic.

Alcaraz no tuvo que exprimirse al máximo de cinco sets como en las tres rondas previas. Pero por momentos evidenció el desgaste físico de la increíble última semana.

Cedió el segundo set sin apelaciones y quedó expuesto a un par de bolas de sets, con el marcador 6-5 en el tercero. Pero su temple de campeón resurgió para levantar cada una, dando rienda suelta a la sutileza de sus devoluciones de volea.

Ruud fue el que acabó mostrando cansancio en el desempate que se precisó para terciar el set. Al ver la oportunidad, Alcaraz pisó a fondo el acelerador en ese momento y se llevó su primer desempate de todo el torneo.

Un quiebre en el cuarto parcial bastó para que Alcaraz se encaminara a la victoria en la primera final en la historia de los Slams que enfrentó a dos jugadores que al mismo tiempo buscaban su primer gran campeonato y la cima del ranking computarizado que comenzó en 1973.

Ruud quedó 0-2 en finales de Grand Slam. El noruego de 23 años sucumbió ante Rafael Nadal en la definición del Abierto de Francia en junio.

💬Ver comentarios