Aury Cruz fue la invitada especial en el nuevo episodio del podcast Tiempo Extra de El Nuevo Día. ([email protected])

Para Aury Cruz, el deporte profesional es mucho más que salir a competir. Es parte de un espectáculo por el cual el aficionado paga un boleto, y los atletas son los grandes protagonistas.

Así que cuando uno de esos elementos falte, el espectáculo no está completo y no vale la pena salir a jugar.

Por tal razón, la estelar atacante de las Amazonas de Trujillo Alto expresó estar en contra de jugar a puertas cerradas, sin fanáticos en la gradas, en caso de que sea necesario en la isla por la pandemia del coronavirus COVID-19.

Cerrar estadios e instalaciones deportivas a los fanáticos ha sido una de las medidas adoptadas alrededor del mundo, especialmente en Europa, para evitar las grandes concentraciones de personas y así detener la propagación del coronavirus.

“Esto es un trabajo para nosotros, dar un espectáculo. ¿Cómo vamos a dar un espectáculo si no hay audiencia? Para eso, que no se juegue”, expresó Cruz ayer en una entrevista en el podcast Tiempo Extra de El Nuevo Día.

“Estoy en contra de jugar a puertas cerradas”, afirmó Cruz, quien favorecería que el torneo se detenga en caso de ser necesario.

Escucha aquí la entrevista completa:

Hasta el miércoles, en Puerto Rico no se había confirmado un caso de coronavirus. Pero ante la presencia de al menos cinco casos sospechosos, los torneos locales adoptaron varias medidas de prevención, en su mayoría higiénicas. Por ejemplo, la Federación Puertorriqueña de Voleibol prohibió los saludos protocolares entre los equipos y exhortó a las jugadoras de la Liga de Voleibol Superior Femenino a evitar contactos excesivos con los fanáticos.

Sin embargo, Cruz notó que estas iniciativas podrían no ser suficientes para evitar un contagio.

“Tenemos el protocolo de no chocar las manos, pero nosotras estamos jugando con el mismo balón, usando la misma cancha”, comentó Cruz, de 38 años.

“Es un deporte de contacto. No hay manera que te digan ‘no te puedo tocar’. Si dicen que mantengamos la distancia, pues que no se juegue. El voleibol es un deporte de contacto; nos saludamos, nos abrazamos, nos tiramos al piso. Pero lo más importante es que uno tenga conciencia. Y no solo es coronavirus, pues está la influenza, el mycoplasma. Si estás enferma, no vengas a practicar”.

Atenta a Italia

Por otro lado, Cruz dijo mantener comunicación con varias de las voleibolistas en la Súperliga de Italia, torneo que se ha detenido ante el brote del coronavirus en dicho país. Italia suspendió toda su actividad deportiva hasta el 3 de abril ante la propagación de la enfermedad, que ya tiene más de 10,000 casos confirmados y suma más de 600 muertes.

Cruz jugó nueve temporadas en Italia antes de regresar este año a la Liga de Voleibol Superior Femenino.

En Italia están activas las puertorriqueñas Daly Santana y Stephanie Enright, quienes fueron compañeras de Cruz en la Selección Nacional. Italia, incluso, está en un estado de cuarentena nacional.

“No he podido comunicarme todavía con ‘Fefa’ ni Daly, pero la situación es bien seria. Yo sé que la mayoría de todos los equipos son de esa zona, de la Lombardia (norte de Italia), y lo están haciendo por protección. Se tienen que cuidar. Y no es simplemente cuidarse de tu mismo equipo, sino de todo lo que está alrededor. No sabes quién está contagiado”, dijo Cruz, quien como atleta opina que el torneo en Italia debe suspenderse por completo en vez de someterse a una pausa.

“Deberían pararlo ya. Volver a empezar después de tres semanas es bien difícil, hay que buscar otra vez el ritmo. Se comentaba jugar a puertas cerradas, pero eso tenían que haberlo hecho más rápido”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios