Los debutantes Mulos de Juncos fueron la última pieza en el tablero para que la temporada 2019 de la LVSM pudiera celebrarse. (David Villafañe)

A pesar de la merma en la asistencia de fanáticos en las canchas, el presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), César Trabanco, se mostró satisfecho con la celebración  este año de la temporada de la Liga de Voleibol SuperiorMasculino (LVSM) y espera la integración de Carolina y Corozal  para el torneo de 2020.

El pasado marzo, el organismo decidió cancelar la competencia de 2019 por la insuficiencia de equipos participantes. No obstante, revirtió la decisión en abril cuando Juncos decidió montar una franquicia, más la entrada de Yauco por Toa Baja, para celebrar el certamen con seis sextetos.

En una mesa redonda para hablar de la Selección Nacional femenina, Trabanco hizo un aparte y aplaudió la competitividad que ofreció la actual campaña de la LVSM, que ya cuenta con los Mets de Guaynabo como finalistas.

“Desde el punto de vista competitivo ha sido un gran torneo. En mi opinión, fue un torneo parejo. Yauco vendió sus derrotas caras. Esperábamos un poco más de San Sebastián. Los cuatro equipos que pasaron a la postemporada han dado buenas series”, expresó el presidente federativo.

“Pero, definitivamente, la asistencia no ha sido lo que esperábamos.  Sí, vimos una fanaticada que aumentó en Naranjito este año. Guaynabo ha presentado una fanaticada aceptable. Se está jugando un gran voleibol. El boleto no es caro. El máximo es $5.00 y hay canchas a $3.00. Más o menos está igual al año pasado”, agregó.

¿Valió la pena celebrar el torneo?, insistió El Nuevo Día.

“Creo que sí. Con mucho sacrificio lo pudimos llevar a cabo. No se jugaba si no había seis equipos. Juncos entró a la liga con un equipo que ha sido bien competitivo y definitivamente eso permitió que la liga se desarrollara”, respondió Trabanco.

Antes del paso del huracán María, la LVSM comenzó su temporada 2017 con nueve equipos. La devastación causada por el fenómeno atmosférico en septiembre de ese año provocó la cancelación de la competencia. Luego, en 2018, se jugó solo con cinco escuadras.

Trabanco espera que para 2020 los Gigantes de Carolina puedan regresar, así como los Plataneros de Corozal.

“Tenemos que buscar una fecha y ajustarnos más a la Selección Nacional. Una de las cosas que posiblemente ha perjudicado el torneo es la múltiple participación en varios eventos de la Selección en el verano. Es una situación delicada y estamos en una situación “participo o te multo, o te suspendo”. Los torneos son casi obligatorios. Se nos ha he hecho bien difícil acudir a ellos desde el punto de vista de la disponibilidad de jugadores y del económico”, indicó.

Yauco y San Sebastián se eliminaron en lafase regular de esta temporada 2019. En las semifinales, Guaynabo ponchó su boleto a su sexta final consecutiva tras despachar a los Changos de Naranjito en seis partidos. Anoche, Mayagüez buscaba también el pase en la semifinal frente a Juncos, que estaba dominando 3-2.

Pero las semifinales no comenzaron hasta que el Equipo Nacional terminó su participación en los pasados Juegos Panamericanos de Lima. La final se verá igualmente afectada ya que el sexteto patrio viaja esta semana a Winnipeg, Canadá, para participar en el Campeonato NORCECA que otorga boletos para el Preolímpico.

“Siempre el verano es buena fecha porque casi todos los jugadores están aquí, pero por los compromisos de la Selección lo tenemos que evaluar con mucha calma. El año que viene tiene una característica. Si no clasificas a las Olimpiadas, los torneos internacionales disminuyen marcadamente. Habría más espacio y esperamos el regreso de dos o tres equipos que están en dispensa”, sostuvo.


💬Ver 0 comentarios