Las boricuas jugarán a primera hora, las 3:00 p.m. por el tercer lugar del torneo, ante Canadá. En la imagen, Aury Cruz. (Archivo/GFR Media)

La Selección Nacional femenina tuvo otro clásico de la región contra República Dominicana y demostró carácter ante su fanaticada en el Coliseo Roberto Clemente, pero luego de cuatro intensos parciales la pegada y las resistencias de las dominicana pudo más.

República Dominicana se impuso por parciales de 19-25, 25-14, 26-24, 21-25, 15-8 ante unas boricuas que elevaron su juego cuando parecía que serían arrolladas del segundo set en adelante.

Dominicana jugará ahora este domingo por el oro del Campeonato Continental Norceca en partido a efectuarse desde las 5:15 de la tarde ante el combinado de Estados Unidos.

Las boricuas jugarán a primera hora, las 3:00 p.m. por el tercer lugar del torneo, ante Canadá, que cayó en su otro duelo de semifinal ante las estadounidenses.

Puerto Rico, que ya consiguió en este torneo su objetivo de clasificar al Preolímpico de enero, ya viene de superar a Canadá en la primera ronda.

Puerto Rico arrancó llevándose el primer parcial 25-19 gracias a un rally de 10-1 luego de estar perdiendo 13-11. Con esto tomaron ventaja de 21-14 en ruta a ganar el set.

Pero la reacción de las quisqueyanas no se hizo esperar y lucieron imponentes en el segundo.

El tercero comenzó de la misma manera, con unas dominicanas que se veían relajadas metiendo cada bola que atacaban sin muchas complicaciones ante la defensa y bloqueo de Puerto Rico. Abrieron el set con un avance 7-2 y se llevaron el primer tiempo técnico 8-4.

Otra seguidilla 5-2 despegó a las dominicanas en el set 13-6 antes de que el partido se pusiera realmente emocionante.

Stephanie Enright metió su brazo y comenzó a atacar más logrando tres remates para puntos en un rally de 6-3 que acercó a las boricuas 16-12.

El Clemente se encendió cuando se acercaron aún más 17-16. Con Aury Cruz sirviendo al entrar en ese parcial, Puerto Rico hizo un rally de 4-0 con dos remates de Diana Reyes y dos más de Enright, uno contra el doble bloqueo dominicano.

Más adelante un remate largo y cruzado de Cruz, colocó el juego 22-21, todavía en favor de las dominicanas, y la afición local comenzó a corear “Yo soy boricua, pa que tú lo sepas”.

El parcial todavía se pondría más emocionante cuando Aury metió otro remate y Paulina Prieto se agenció un servicio directo para igualar 24-24 el set, antes de que Dominicana hiciera el ajuste y se lo llevara.

Para ese momento el lenguaje corporal de las dominicanas había cambiado y lucían extenuadas por el esfuerzo para cerrar el set.

Puerto Rico comenzó con el mismo ímpetu en el cuarto set y abrió 4-0, llevándose el primer tiempo técnico 8-5. Fue un set grande para la ofensiva boricua que se repartió en Enright, Cruz, Neira Ortiz y Diana Reyes.

No obstante, cuando las millas contaron, las dominicanas salieron resueltas a dar el mate y volvieron a lucir tan dominantes como en el segundo set. Abrieron con un avance 6-2 que fue definitivo en ruta a llevarse el triunfo.

Diana Reyes fue la mejor en la ofensiva por Puerto Rico con 16 puntos. Stephanie Enright y Paulina Prieto consiguieron 14 cada una. Aury Cruz y Neira Ortiz hicieron nueve cada una.

Reyes y Neira Ortiz fueron las mejores en bloqueos con cuatro cada uno.

En general las dominicanas superaron a las boricuas 14-10 en ese renglón en la malla. Estuvieron parejas, sin embargo, en ataques para puntos, con 56 por cada equipo.

Por Dominicana, el cañón grande fue Brayelin Martínez con 22 puntos.


💬Ver 0 comentarios