Las Criollas esperaban desde el lunes por su rival para la serie final, la cual comenzará el 6 de agosto.
Las Criollas esperaban desde el lunes por su rival para la serie final, la cual comenzará el 6 de agosto. (Criollas de Caguas / Heriberto Rosario Rosa)

Nada de sorpresas al fin y al cabo. Los dos mejores equipos de la temporada regular, las Criollas de Caguas y las Pinkin de Corozal, serán los dos que disputarán la serie final de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) a partir del 6 de agosto en busca del campeón del 2022.

Caguas, con seis títulos consecutivos, va en busca de su séptimo, y regresa a la final con la expectativa de dejar atrás el triste capítulo de 2021 cuando por una protesta de las Sanjuaneras de la Capital contra la liga, alzaron el trofeo de campeonas sin jugar en la cancha la serie de campeonato.

Las Criollas fueron las primeras en adelantar a la final de este año cuando el lunes se impusieron en el mínimo de tres parciales a las Valencianas de Juncos para completar la barrida en cuatro juegos en la serie semifinal A. En su último juego, Adora Anae fue la mejor con 15 puntos, seguida de Karina Ocasio con 14.

Ahora se medirán a las Pinkin, que eliminaron en cinco juegos a las Atenienses de Manatí en la semifinal B. Esa serie concluyó el miércoles con un triunfo de Corozal en cinco parciales, 25-19, 25-12, 20-25, 23-25 y 15-9, gracias a 23 puntos de Britanny Abercrombie.

La liga entra ahora en un receso de dos semanas y media, ya que la Selección Nacional femenina viajará este domingo a Croacia para participar en el Challenger Cup de la Federación Internacional de Voleibol, a celebrarse del 28 al 31 de julio.

“Lo primero es que nosotros estamos contentos por nuestro pase a la serie final. Habían muchas expectativas en la serie con Juncos porque era el rival que nos había ganado el último juego (de la temporada regular) y nos había llevado a cinco sets. Nuestro equipo cogió identidad en las últimas dos semanas, en el sentido de que después que se fue la jugadora que nosotros teníamos en reserva y pudimos estabilizar el cuadro, pues lo hemos hecho bien en la última parte”, dijo el dirigente de las Criollas, Juan Carlos Núñez, quien buscará también su séptimo título consecutivo como técnico, y undécimo en la liga, pues también ganó tres campeonatos con Carolina y uno con Toa Baja.

“Aunque tuvimos récord de 13-3, tenía inestabilidad en el cuadro”, reconoció Núñez, quien dijo además que las dos semanas de pausa le darán oportunidad de realizar unas 10 prácticas, aunque solo con nueve jugadoras, pues cinco se marcharán con la Selección: Diana Reyes, Neira Ortiz, Stephanie Enright, Pilar Victoriá y Shara Venegas.

Es un “rival interesante”

Núñez reconoció que Corozal “es un rival interesante” para esta final. De hecho, destacó que sus dos series de postemporada serán precisamente ante los únicos dos equipos que fueron capaces de sacarle al menos un juego a las Criollas durante la fase regular. Corozal les ganó dos de los tres juegos que perdieron las Criollas.

“Es un rival de cuidado, con fuerza, un equipo atacante. Pero siempre hemos afrontado los retos”.

Por otro lado, Núñez dijo que, aunque no hay una urgencia por jugar esta serie final a falta de un clásico de campeonato en 2021, sí está el deseo de ganarse el título jugando esta vez.

“Si ese hubiera sido nuestro primer campeonato (el de 2021), a lo mejor hubiera sido sí de demasiada urgencia jugarla ahora, para que no dijeran que el anterior lo ganamos de casualidad. Pero ya llevábamos cinco cuando ganamos ese. Pero siempre hay cosas retantes y esa no deja de ser una”, agregó el dirigente refiriéndose al interés de Caguas por ganar en la cancha otro campeonato. “Sí queremos hacerlo en la cancha, porque nunca le hemos tenido miedo al desafío”.

💬Ver comentarios