Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Integrantes de las Criollas de Caguas hablan con el apoderado Furiel Ramos antes de la confiscación del primer juego de la final de Voleibol Superior ante la protesta de las Sanjuaneras de la Capital en agosto.
Integrantes de las Criollas de Caguas hablan con el apoderado Furiel Ramos antes de la confiscación del primer juego de la final de Voleibol Superior ante la protesta de las Sanjuaneras de la Capital en agosto. (Heriberto Rosario)

Distinto a lo ocurrido en 2020 cuando el surgimiento de la pandemia dio al traste con las temporadas de las ligas femenina y masculina del Voleibol Superior, en 2021 sí se pudo jugar. Sin embargo, lo irónico es que el resultado a la postre será el mismo: terminó el año sin un campeonato adjudicado dentro de la cancha en ninguno de los dos circuitos, y con una peligrosa mancha para el deporte de la malla alta.

💬Ver comentarios