En Puerto Rico Jennifer Nogueras juega para las Criollas de Caguas, con quienes conquistó el último campeonato en la LVSF en 2019. (Archivo)

La acomodadora puertorriqueña Jennifer Nogueras hizo un llamado a las autoridades de Puerto Rico para que implementen un protocolo de mayor rigor con los visitantes y turistas, tal como ella tuvo que pasar al arribar el martes a la capital de Hungría.

Nogueras firmó durante la cuarentena, estando en Puerto Rico, un contrato para jugar con el club Vasas de Budapest en la temporada húngara que arrancará el 3 de octubre.

La boricua, con experiencia en la Selección Nacional, se encuentra en Budapest y desde su llegada tuvo que someterse a una cuarentena compulsoria y realizarse la primera de dos pruebas contra el COVID-19. Al cabo de 48 horas deberá hacerse la segunda y dijo que tiene terminantemente prohibido salir de su apartamento.

“Llegué ayer al mediodía. Salí el lunes de Puerto Rico y mi primera escala fue en el JFK (Nueva York) y luego en Amsterdam (Holanda). Tenía desde hace como una semana un permiso de la policía de la frontera de aquí de Hungría, diciendo que tenía autorizado entrar. Porque Hungría es uno de los países que tiene como un bloqueo a personas que vienen de Estados Unidos y otros países afectados por COVID”, dijo en entrevista telefónica con El Nuevo Día, Nogueras.

La acomodadora de las Criollas de Caguas en la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) se ha mantenido muy activa en las redes sociales, y así como en la pasada campaña europea se mantuvo publicando fotos y comentarios de su experiencia por Grecia mientras jugó en dicha liga, esta vez aprovechó la plataforma para hacer un llamado al gobierno de Puerto Rico.

“Llegué a Budapest. Se necesita un permiso para entrar. Me tomaron la dirección. Me hicieron poner un ‘sign’ en mi puerta que dice que estoy en cuarentena. Si la policía viene y no estoy, me botan del país. 2 pruebas negativas me libran de cuarentena. PR, coge idea ‘pa’ los turistas”, escribió Nogueras en su cuenta de Twitter este miércoles, consciente del repunte que han tenido en la isla los contagios con COVID-19, y a los reportes contínuos de turistas que han llegado a las costas de Puerto Rico sin tomar las debidas precauciones.

Nogueras dijo en entrevista que lo más difícil del largo viaje hacia Hungría desde la isla, fue el tedioso proceso en cada aeropuerto. Incluso, desde Puerto Rico, ya estaban teniendo comunicación con Hungría para verificar que en efecto estaba autorizada a viajar a dicho país europeo.

Y al arribar a Hungría, pudo ver de primera mano lo estrictas que están siendo las autoridades.

“Ellos tienen un mapa que le van dando ‘update’ cada semana, en donde ponen colores a los diferentes países dependiendo de cómo están lidiando con el COVID”, explicó sobre cómo monitorean el avance de la enfermedad en otras naciones. Es a los viajeros de países con mayor índice de contagio, a los que han puesto mayores restricciones para poder entrar. Y muchos no han tenido la suerte de poder viajar.

“Tenía que tener pruebas de que voy a trabajar acá y que me dieron una invitación del equipo. Desde que llegué al ‘counter’ de (la aerolínea) en Puerto Rico, estaban haciendo llamadas. Tuvimos un largo proceso. Pero lo estoy mirando con mucho respeto. En todas las escalas que tuve resistencia fui paciente tratando de explicar mi situación y de comunicarme de la mejor manera posible, porque entiendo que es una situación bien fuerte”.

En ese sentido, es que Nogueras dijo que publicó su comentario en Twitter, pues explicó que de la misma manera que otros países están siendo estrictos con la entrada de visitantes para proteger a sus ciudadanos, entiende que Puerto Rico debe hacer lo mínimo con aquellos que llegan y no muestran prudencia.

“Estoy en un país ajeno y tengo que respetar lo que está haciendo este país, y más que este país (Hungría) es de los que menos casos tiene. Ahora la última vez que verifiqué tenían menos de 500 casos activos, y cada vez que veo un ‘update’ (actualización) de casos nuevos, son +4, +6 o +10. Lo tienen bien controlado”, destacó.

“A nadie le gusta estar haciéndose la prueba ni estar en cuarentena, pero uno tiene que respetar. No puedo venir aquí, y porque en Puerto Rico no se esté haciendo X o Y, llegar y decir pues no voy a hacer aquí X o Y. De ahí salió mi tuit. En Puerto Rico se está tratando de lidiar con la situación de la mejor manera posible. Y duele que los turistas no respeten las reglas. Nosotros no tenemos las facilidades que tienen otros países para sostener un brote. Y nos tenemos que proteger a nosotros mismos. Y cuando vemos a un turista que no lo hace, duele”.

La colocadora dijo que no puede salir de su apartamento en ningún momento hasta que no concluya la cuarentena, ni siquiera para comprar alimentos. Explicó que personal de su equipo le proveyó una compra de alimentos, y además le suministró información de contactos para ordenar comida preparada con entrega a domicilio.

Intentarán acortar su cuarentena

También dijo que el equipo Vasas, con sede en Budapest, hará gestiones para intentar de que el periodo de cuarentena le sea acortado, pues ya la jugadora dio negativo a una primera prueba.

“Tenemos una reunión de equipo el viernes en la mañana. Está dudoso que pueda asistir a esa reunión. Luego tenemos prueba física el sábado. Empezamos a enttrenar completo con pesas y en cancha el lunes. Tenemos cerca de nueve semanas y media de preparación antes de la temporada.

Nogueras jugó la pasada campaña en la liga griega (A1 Ethniki) para el club A.O. Thiras, con base en la isla de Thira en el archipiélago de Santorini. Allí permaneció algunos meses cuando la temporada se abortó por el COVID, ya que no pudo viajar para salir del país. Finalmente consiguió vuelo a Estados Unidos donde permaneció un tiempo con un pariente, y luego viajó a la isla.

El Vasas de Budapest es un club que Nogueras conoce pues dijo que dos años antes había mostrado interés en ella. Pero la boricua admitió que declinó la oferta anterior pues la buscaban como segunda acomodadora del equipo y ella entendió que no le convenía en esta etapa de su carrera.

El Vasas de Budapest viene de ganar el campeonato de su liga en 2019, la temporada anterior a la abortada por el COVID-19.