Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

With a fiscally unstable public health system, unable to cover the whole population, the critical moment has come to drive a major change in the model of medical services in Puerto Rico.