Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Allá para fines  de los años sesenta, Efraín López Neris, el veterano actor y director de cine, estaba estudiando arte dramático en Nueva York y uno de sus mejores amigos lo era un joven actor puertorriqueño llamado Raúl Juliá.


💬Ver 0 comentarios