Para realizar la pieza, entrevistaron personalidades y músicos famosos de Cuba, cuyos antepasados trajeron los ritmos africanos a la isla. (Suministrada)

La periodista y documentalista española Ana Hurtado viajará próximamente a Puerto Rico para presentar su documental “Herencia”, una historia sobre la influencia africana en Cuba. La muestra tendrá lugar el miércoles 5 de febrero, a las 7:00 p.m. y a las 9:00 p.m., en Cinema Bar 1950, en el primer piso del Cuartel de Ballajá, Viejo San Juan.

Hurtado, guionista y directora del documental, lo describe como “un proyecto de periodismo cultural independiente”, durante una entrevista telefónica con El Nuevo Día desde Barcelona, España.

Su pieza, producida por el grupo español Mallerich Films, muestra el legado que dejaron los africanos en Cuba. “Abordo el tema desde un punto de vista antropológico y cultural, en lo referente a su música, religión y diario vivir”, aseguró.

Añadió que se inclinó por el documental pues “es la mejor manera de enlazar el periodismo y el cine. Creo que se transmite más la vida, contando una historia con la cámara; de esta manera se puede hacer una divulgación más amplia”, recalcó.

Para realizar esta pieza, dijo la periodista, entrevistaron personalidades y músicos famosos de Cuba, cuyos antepasados trajeron los ritmos africanos a la isla. “En este trabajo, ellos reforzaron el mensaje desde su experiencia y, además, ayudaron como narradores”, agregó Hurtado.

Entre los entrevistados estuvieron: Mario Rivera, de Los Van Van; Miguel Barnet, escritor cubano; Edesio Alejandro, músico y compositor de bandas sonoras de películas; y componentes del grupo musical Yoruba Andabo, de rumba africana. También participó gente del pueblo, quien abrió las puertas de sus casas para que conocieran cómo viven su día a día. Además, las personas entrevistadas contaron sobre la religión yoruba, la santería, sus altares y sus rituales.

En este documental se encuentra el mestizaje y la transculturación presentes en Cuba. Estas dos palabras lo resumen todo. Y es que, sin duda, la memoria afrodescendiente está presente en Cuba”, destacó.

Asimismo, compartió que para hacer este documental viajó cuatro veces a Cuba y considera que la realización del mismo fue un trabajo arduo.

“La primera vez que fui a Cuba fue en marzo de 2017. Fui con la idea de hacer un documental más social, más histórico. Quería hacer un trabajo que mostrase el bloqueo que sufre la isla”, indicó la directora.

Sin embargo, al aterrizar en suelo cubano y toparse con su gente, con su día a día, el guion del proyecto mutó por completo. “Decidí que quería contar más a fondo sobre la herencia africana en Cuba. Yo creía que Cuba estaba muy españolizada en lo que a idiosincrasia se refiere, pero me di cuenta que no. La riqueza que lo africano da a los cubanos es única en el mundo. Por eso, decidí centrar el documental por ese camino”, afirmó.

Según Hurtado, a pesar de que hacer un trabajo como este conlleva muchos gastos, el equipo prefirió autofinanciarlo para mantener la libertad creativa a la hora de elaborar el documental.

“Para mí, la independencia era fundamental a la hora de crear. No queríamos hacer un documental cuyo discurso estuviera marcado de antemano por un grupo empresarial. Queríamos mostrar la realidad, lo bueno y lo malo, sin censuras. Que nadie nos dijera qué teníamos que decir ni cómo”, señaló.

Ahora ve el fruto de su esfuerzo. “Terminamos el documental hace seis meses y ahora es que prácticamente lo estamos presentando”, dijo la directora, para quien este es solo el primero de sus trabajos. “Mi sueño ahora es hacer un documental de la influencia africana en República Dominicana y en Puerto Rico”, culminó.


💬Ver 0 comentarios