El escritor español Álex Grijelmo director de la Escuela de periodismo del periódico El País y el poeta José Luis Vega, director de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, y la escritora Mayra Santos Febres durante el foro celebrado hoy.

El encuentro de dos lenguas, la taína y la española ocurrió en aguas del mar Caribe hace ya 500 años. Y aunque en estos momentos hay más hablantes del español en Estados Unidos que en la isla, el futuro de la lengua española está en Puerto Rico.

Es, a grandes rasgos, parte de la reflexión que hizo hoy el poeta, escritor y director de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, José Luis Vega, durante el foro “La cultura: Nuestra lengua como seña de identidad”.

El evento, moderado por la escritora puertorriqueña Mayra Santos-Febres, que también contó con la participación del periodista y escritor español Álex Grijelmo, director de la Escuela de periodismo de El País, sirvió para poner en perspectiva “cómo el español nos une y cómo es una lengua franca para más de 27 países y otros que se van sumando”, dijo la moderadora, quien resaltó que se trata de un idioma “que nos une aun con todas nuestras diferencias”.

“Cómo vamos a pensar el español en una situación como la que vivimos, en la que los hispanoparlantes son el segundo grupo minoritario más importante en Estados Unidos, el país más enemigo del español en estos momentos”, preguntó Santos-Febres a los panelistas, tras destacar que para el 2050, se estima que Estados Unidos será el segundo país de hispanoparlantes en el mundo. Por eso la describió como “una lengua que nos une transculturalmente”.

Sin embargo, también se debe tener en cuenta que muchas veces “hemos entrado en lo que yo creo es un delirio de la demografía”, dijo Vega. Según el escritor, se habla mucho de que hay 500 millones de hispanoparlantes en el mundo y de que en Estados Unidos cerca de 50 millones hablan español. Algo que, a su juicio, ha supuesto una pérdida simbólica importante para la isla.

“Puerto Rico, que antes se imaginaba como el espacio donde la lengua inglesa y la española se encontraban y donde las soluciones que el pueblo dio a ese encuentro, primero conservando la lengua española y luego al hacer la gestión de ir aprendiendo y relacionándose con las maneras de la lengua inglesa y de la cultura norteamericana, de momento nos quedamos marginados”, expresó Vega, quien destacó que ese detalle particular debe ser motivo de reflexión “porque ha venido a contribuir a una cierta invisibilidad del pueblo puertorriqueño y de la presencia del español en la isla”.

Por eso enfatizó en que el futuro del español está en la isla. “A nosotros nos toca cumplir un papel de ancla y, de alguna manera modélica, para que esos puertorriqueños que están Estados Unidos tengan un espejo en el cual reflejarse. Y esa es la nueva importancia que adquiere la situación del español en Puerto Rico”, reflexionó Vega.

Una lengua unida en su diversidad

Para el escritor español Álex Grijelmo, los hispanohablantes hemos conseguido algo prodigioso, una lengua unida en su diversidad.

“Esto parece una contradicción, pero se ha conseguido y lo estamos entendiendo todos en nuestras respectivas modalidades; tenemos un armazón que compartimos y luego tenemos diferencias y variedades que somos capaces de entender porque nos damos cuenta de que forman parte de nuestro idioma. Y eso es mágico”, expuso el periodista, quien dijo que experimentó eso por primera vez en Colombia, cuando le dijeron que no fuera por una avenida porque iba a encontrar un “trancón”, una palabra que él nunca había escuchado.

“Pero entendí lo que significaba porque es una palabra construida con los recursos de mi lengua que en España nadie dice, pero yo puedo relacionar los cromosomas de esa palabra con los de otra”, agregó al tiempo que destacó que ahí es que está la verdadera unidad del idioma.

Hablamos la misma lengua, pero con distintas palabras”, agregó Grijelmo. Otro punto que destacó el escritor es que a los hispanohablantes nos encanta hablar de las diferencias del idioma en cada país donde se habla español, aunque en el fondo “tenemos la misma lengua”.

Este foro, que se llevó a cabo en hotel La Concha, en Condado, es parte del evento “San Juan 500 años”, en que se celebra la fundación de la ciudad de San Juan.


💬Ver 0 comentarios