Otilio Warrington “Bizcocho” junto a una pintura de su personaje “Cuca Gómez”. (semisquare-x3)
Otilio Warrington “Bizcocho” junto a una pintura de su personaje “Cuca Gómez”. (Vanessa Serra Díaz)

La risa alimenta y sana el alma. Esta aseveración se escuchó con frecuencia en la mañana del jueves en boca de un grupo de veteranos comediantes puertorriqueños que recibieron un homenaje por parte de los estudiantes de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico.

La exposición “La historia de la risa”, realizada por los estudiantes de la institución educativa, fue inaugurada hoy en Plaza Las Américas como parte de un merecido reconocimiento a las grandes figuras de la comedia puertorriqueña.

El encuentro histórico de comediantes honró el quehacer de personajes icónicos en la televisión y el teatro que han sido gestores de nuestra comedia, cultura popular e identidad puertorriqueña. La exposición integra obras de comediantes fenecidos y vivos.

Los comediantes y actores Adrián García, José Miguel Agrelot, Tommy Muñiz, Luis Antonio Rivera “Yoyo Boing”, Norma Candal, Awilda Carbia, Víctor Alicea, Raúl Carbonell, Velda González, Melwin Cedeño, Sunshine Logroño, Luis Raúl, Carmen Nydia Velázquez, Silverio Pérez y Otilio Warrington “Bizcocho” fueron inspiración para la creación de 15 obras en medio mixto expuestas en la galería de Colgate en Plaza Las Américas.

“Hay que reír para sanar el alma...para vivir. La vida está llena de altas y bajas. Tenemos que tener ese momento de risa para dejar a un lado las amarguras. Me alegra mucho estar aquí porque no todo está perdido. Hay una juventud con mucho talento que quiere echar hacia adelante. Nos han hecho este homenaje y se agradece que se hayan acordado de nosotros a pesar de que muchos no estamos en la pantalla chica. Los comediantes son muy necesarios en la sociedad”, afirmó Bizcocho frente a la pieza de arte que recreó a su personaje “Cuca Gómez”.

Bizcocho, veterano de la actuación y quien no está activo en la televisión ni en proyectos teatrales ante la falta de talleres actorales, fue una de las figuras que formó parte de lo que el humorista Silverio Pérez llamó la “universidad de Tommy Muñiz”.

“Aquí estamos muchos de los que tuvimos la fortuna de desarrollarnos en la universidad de Tommy Muñiz... que nos permitió explorar nuestro talento desde distintas modalidades de la comedia, sino que, además, pudimos cultivar esa risa que es parte de la característica de los puertorriqueños de nuestra identidad. Este homenaje a la risa es necesario en el Puerto Rico de hoy, ya que lo escuchamos, leemos y vemos podría provocar el llanto”, afirmó Pérez al recordar el legado del productor y comediante Tommy Muñiz en la formación de la televisión puertorriqueña.

Muñiz, junto a Agrelot, fueron los artífices del género de la comedia en la televisión y en las artes escénicas del país, dando paso a la creación de proyectos actorales que avivaron e impulsaron el desarrollo de la clase artística de Puerto Rico.

En esa línea, Ana Yolanda Agrelot, nieta del recordado “Don Cholito”, indicó que el trabajo realizado por los estudiantes ejemplificaba lo que es un verdadero “encuentro histórico”.

Ana Agrelot y José Carlos Agrelot, nieta e hijo de José Miguel Agrelot, junto a la artista Luzstella Peláez.

“No todos los días se une la calidad de talento de calibre mundial de estas figuras. Esto ha sido un encuentro histórico. Mi abuelo dictó un taller en los últimos años de vida que era el arte de hacer reír y la mayoría de las veces él improvisaba porque la risa es parte de esa improvisación tan necesaria para vivir. Cada una de estas personas conocen el arte de hacer reír y lo necesario que ha sido en nuestra sociedad”, reiteró la nieta de Agrelot, acompañada por José Carlos Agrelot, hijo del fenecido productor y comediante.

Por su parte, Rafo Muñiz, en representación de su padre, reconoció el talento de los artistas en el desarrollo de la comedia y de los estudiantes que crearon las piezas artísticas con la ayuda de la empresa de pasta de diente.

“Hay muchas empresas que respetan el trabajo de estos comediantes y para la familia Muñiz caminar y ver estas obras que reflejan personajes recordados hoy y que muchos de estos personajes fueron producto de la imaginación de mi papá. Es un honor. Claro, los actores se ocuparon de hacer bien cada personaje y por eso celebramos la risa”, mencionó Muñiz.

Los artistas tuvieron la oportunidad de compartir con los estudiantes que crearon las obras. Uno de los que participó en la exposición fue Roberto Alejandro González, estudiante de cuarto año de la Escuela de Artes Plásticas.

El joven pintó el personaje de “Petunia” de la fenecida Norma Candal. Según dijo utilizó un retrato del personaje y estudió parte de la vida de la actriz para poder plasmar la chispa del personaje en el canvas. La experiencia para él fue enriquecedora, ya que “me permitió conocer la vida de los comediantes del país”.

Entre los artistas que asistieron a la apertura se encontraban Víctor Alicea, Carmen Nydia Velázquez, Adrián García, Melwin Cedeño y Yoyo Boing. Todos agradecieron el reconocimiento y se mostraron felices con la exposición que permanecerá hasta el domingo en Plaza Las Américas.


💬Ver 0 comentarios