La entidad pide que se evalúen "medidas concretas" que puedan ayudar a las instituciones. (Archivo)

La Asociación de Museos de Puerto Rico envió ayer una carta a la gobernadora Wanda Vázquez Garced solicitándole que incluya a los museos del país en las medidas de alivio financiero que presentó para atajar la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19.

Esta entidad representa sobre 100 museos ubicados alrededor de la isla que permanecen cerrados y limitados en su capacidad de recaudar fondos para su sostenibilidad futura. La asociación solicitó a la primera ejecutiva que considere “medidas concretas” para ayudar a este sector cultural, entre ellas, contratar sus servicios para nutrir la oferta educativa a distancia, así como eximirlos del pago de energía eléctrica por un periodo determinado, tomando en cuenta que la mayoría de estas instituciones necesitan controles climáticos 24/7 para conservar sus colecciones. También le solicitan que considere la agilización de los pagos a aquellas organizaciones que reciben asignaciones especiales y fondos legislativos que ya han sido otorgados.

“Agradeceremos que pueda considerar medidas concretas que puedan ayudar a nuestro sector considerando el valor social y económico que aportan nuestras instituciones y la cantidad de empleos que genera nuestra industria”, se indica en la misiva, donde se enumeran los retos que ha enfrentado este sector en el último periodo. Entre estos, los recortes sucesivos a las asignaciones públicas, la reducción de las oportunidades para allegar fondos privados, los daños provocados por los huracanes, la reciente actividad sísmica y ahora la amenaza del coronavirus.

En esta solicitud, firmada por la presidente de la Asociación de Museos de Puerto Rico, Marianne Ramírez Aponte, se le recuerda a Vázquez Garced que, a pesar de la situación que atraviesa el país, la mayoría de los museos se mantienen activos ofreciendo servicios educativos a distancia, así como servicios artísticos que “contribuyen a la estabilidad emocional de toda la comunidad y que nos permiten mantenernos vinculados a una audiencia internacional”.

“Por el valor incalculable del patrimonio que custodian nuestras instituciones agradecemos su consideración para que la Asociación de Museos de Puerto Rico pueda colaborar con los esfuerzos que realiza el gobierno y ser una fuente de desarrollo social y económico que ayude a nuestro pueblo a sobrellevar esta crisis. Su rica oferta en campos tan diversos como las artes, arqueología, historia, ciencia, entre otros, deben jugar un rol protagónico para proveer recursos pedagógicos que apoyen la labor del sistema de educación público, así como para la recuperación económica de la isla, particularmente en el estímulo a la actividad turística”, se establece en la misiva.

Además de esta gestión, la Asociación de Museos de Puerto Rico se encuentra trabajando en una encuesta a los museos locales para medir el impacto que el cierre operacional por motivo del COVID-19 está teniendo en este sector. La información recabada, según indicó la presidenta de la entidad, ayudará en la gestión de abogacía que está realizando la asociación a nivel de la gobernación y los cuerpos legislativos y además la estarán compartiendo con la American Alliance of Museums para asegurarse de que los museos en Puerto Rico sean incluidos en las medidas que están presentando ante el Congreso.

Cabe destacar que, desde la perspectiva de derechos humanos, la cultura es un servicio esencial que históricamente ha sido relegada a un segundo plano. La actividad creativa y artística está cobijada bajo la Ley 173 del 2014, creada para “Empresas que requieran creatividad, pericia y talento con potencial de creación de empleos y riqueza, principalmente, a través de la exportación de bienes y servicios creativos”, según informó la propia Asociación de Museos de Puerto Rico, que entiende que el sector cultural y de las industrias creativas “juega y jugará un papel clave” en la recuperación del país.


💬Ver 0 comentarios