Aunque el contrato entre la universidad y el maestro venció en 2017, la universidad nunca lo comunicó oficialmente, alegó el artista. ( GFR Media) (semisquare-x3)
Aunque el contrato entre la universidad y el maestro venció en 2017, la universidad nunca lo comunicó oficialmente, alegó el artista. ( GFR Media)

Sin mediar comunicación previa y mediante carta portada por un grupo de guardias uniformados, la administración de la Universidad de Puerto Rico, representada en su presidente Jorge Haddock, notificó al maestro Nelson Sambolín el cierre del taller ocupado por este desde el 2015.

Sambolín es el artista residente de la UPR y su taller/estudio ubica en los predios del Jardín Botánico de la Universidad de Puerto Rico, a pasos de la oficina de la administración central y presidencia universitaria.

La notificación establece que el maestro Sambolín tiene hasta 10 días para desalojar las inmediaciones del espacio que al presente ocupa su taller y área de exhibiciones.

“Jamás habría esperado semejante forma por parte de un Presidente universitario, mucho menos de la Universidad de Puerto Rico a la que serví por más de 30 años en calidad de profesor, director del taller gráfico de Actividades Culturales y más recientemente como artista residente. Es una afrenta a la mejor tradición cultural y al prestigio de nuestra universidad. Además de ser un acto poco elegante y carente de sensibilidad", expresó Sambolín.

Si bien es cierto que el contrato entre la universidad y el maestro había vencido desde 2017, la universidad nunca intentó comunicación oficial alguna, mientras continuaba operado el taller con una activa agenda de eventos y talleres además de servir como espacio de trabajo creativo y de exhibición. Por el contrario, fue el artista el que visitó las oficinas de administración para dialogar sobre este asunto y el acuerdo fue que se comunicarían, pero esto nunca ocurrió, alegó el artista.

En el taller de Sambolín ubica una gran cantidad de obras realizadas por este así como valiosos equipos y material de arte.

La obra de Sambolín ha sido reconocida nacional e internacionalmente y se encuentra en numerosas colecciones. En junio de 2017, meses antes del paso del huracán María, se supo de la desaparición de la obra "Amarillo, Amarillo los plátanos", donada por el artista y que se encontraba en la casa del Rector del Recinto de Río Piedras. La universidad no ha informado las gestiones para lograr su recuperación ni ha dado datos sobre si fue pagada por algún seguro.

“Continuaré con el mismo ahínco mi trabajo creativo y la entrega a las labores educativas, culturales y comunitarias." expresó.

La Administración de la UPR dice que se trata de un "trámite ordinario" 

En declaraciones escritas, el director de Recursos Humanos de la UPR Nelson Rivera Villanueva confirmó que la institución académica inició un proceso de tasación y evaluación de sus propiedades y del uso de sus espacios en el Jardín Botánico, a los fines de allegar fondos adicionales mediante el otorgamiento de contratos de arrendamiento.

"Por tal motivo, el pasado viernes 24 de mayo, el director interino del Jardín Botánico, el señor Carlos Díaz, le cursó una misiva para informarle que debía desocupar el espacio. Se trata de un trámite ordinario que no atiende directamente el presidente de la institución. Por solicitud de Díaz, dos oficiales del Jardín le entregaron la carta con actitud respetuosa. Él la recibió de manera cortés y receptiva", dijo Rivera Villanueva.

El director de Recursos Humanos indicó que no se ha iniciado un proceso civil de desahucio. De acuerdo al funcionario, Sambolín hacía uso del espacio en el Jardín Botánico de la Universidad por virtud de un nombramiento de confianza vinculado a una contratación, cuyo terminó venció el 30 de junio del año 2017. Pese a ello, luego del paso del huracán María, la Administración universitaria se percató de que el sistema continuó emitiendo los pagos de $1,500 mensuales como compensación al artista. Al no existir relación contractual y no estar cubierto por los seguros correspondientes, la Universidad detuvo los pagos.

Aseguró que personal de Recursos Humanos se reunió con él en dos ocasiones para "orientarlo sobre la situación", y que se le exhortó a reunirse con el presidente interino en ese momento, el doctor Darrel F. Hillman Barrera, pero que Sambolín nunca lo hizo. 

Rivera Villanueva también señaló que, al momento, Sambolín adeuda la cantidad de $10,500 a la UPR por supuestos pagos recibidos por el artista con posterioridad al vencimiento de su nombramiento.

"Nos encontramos en la mejor disposición de reunirnos con el Sr. Sambolín para atender el asunto nuevamente, brindarle más tiempo para desocupar el área y hallar alternativas. Es una situación difícil, pues valoramos mucho su trabajo", sostuvo. 


💬Ver 0 comentarios