Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Midiam Astacio se sentía feliz pintando sus cuadros, pues era su forma de comunicarse con el mundo. (semisquare-x3)
Midiam Astacio se sentía feliz pintando sus cuadros, pues era su forma de comunicarse con el mundo. (GFR Media)

La artista, académica e historiadora del arte Midiam Astacio Méndez murió el viernes en la noche en su hogar junto a su familia, tras estar más de cuatro años combatiendo un adenocarcinoma que se adueñó de su diafragma y su aorta, se asomó por un pulmón y se instaló en su estómago.

“Tenía tantas ganas de vivir, tantas historias que contar, que morir aún no estaba en sus planes. Pero los que quedamos, nos llenamos de sus recuerdos, no nos queda de otra”, indicó Carmen Leonor Rivera Lassén, comadre de Astacio Méndez y amiga de la familia.

Adelantó Rivera Lassén que ya están programando hacer una retrospectiva de su obra gráfica, pintura y cerámica.

En cuanto a los actos fúnebres, informó que ya se están haciendo arreglos en Celestium de Carolina y que, por el momento, no se tienen más detalles.

Vida llena de arte y estudios

A sus 16 años, Astacio Méndez terminó su escuela superior en la Libre de Música e ingresó a la Escuela de Artes Plásticas del Instituto de Cultura Puertorriqueña, hoy Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico.

Al iniciarse en la universidad descubrió la cerámica, la cual junto a la pintura formó parte importante de su vida.

Temprano en la vida tuvo al primero de sus tres hijos y pospuso los estudios para dedicarse a la maternidad.

Fue en esa época que más se destacó como ceramista artesanal y sus hijos -Pradip, Mrinali y Patricia Álvarez Astacio- eran sus ayudantes.

“La artesanía me permitía estar con mis hijos, y los fines de semana nos íbamos a las ferias. Ser mamá soltera (divorciada en aquel entonces) conlleva que tienes que trabajar y posponer lo que te gusta, así que empecé a pintar para mí en mi casa, a trabajar para mí. La pintura la trabajaba para conciliarme conmigo misma y crear un propio lenguaje”, contó Astacio en una entrevista de El Nuevo Día, publicada en noviembre de 2016.

Finalmente, en 1994, Astacio Méndez completó el bachillerato en artes gráficas con un ‘minor’ de educación en artes plásticas.

Años más tarde completó la maestría y estaba en proceso de finalizar el doctorado en historia con énfasis en simbología, en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, en el Viejo San Juan.

Trabajó por nueve años como maestra en la Escuela Central de Artes Visuales, en San Juan, donde creó el currículo de cerámica escultórica y montó el taller.

De ahí, pasó a la Universidad de Puerto Rico, donde era directora del Taller de Bellos Oficios de la División de Educación Continua y Estudios Profesionales (DECEP).


💬Ver 0 comentarios