Cordero sufrió una coagulación severa en la pierna derecha y hubo que amputársela. (AP)

Nick Cordero, reconocido actor de Broadway que se contagió con COVID-19, está empezando a presentar señales de mejoría tras despertar del coma inducido como parte de su tratamiento médico que también conllevó la amputación de su pierna derecha a causa de la enfermedad.

La noticia trascendió a través de las redes sociales de su esposa, la también actriz, Amanda Kloots, quien además ofreció una entrevista a ABC News.

Desde el inicio de la enfermedad de su esposo, Kloots ha estado muy activa en las redes sociales demostrando su apoyo a Cordero e informando el día a día de su situación. La pareja tiene un hijo de once meses y ambos están deseosos de tener a papá de vuelta en casa, según ha dicho la artista. Por el momento, la situación del actor sigue siendo delicada, aunque mucho más esperanzadora.

"Nick está empezando a seguir instucciones...!!!! Está muy débil, así es que simplemente abrir los ojos es una batalla, pero está pasando. Está empezando a despertar!!!!", escribió Kloots ayer, mientras luego le confirmó a ABC News que el actor despertó.

Sostuvo que a pesar de este avance todavía hay un camino largo que recorrer para que su esposo logre recuperarse.

Cordero, de 41 años, es conocido por sus papeles en Broadway y las series policíacas "Law & Order" y "Blue Blods".

Tras su ingreso al hospital, el actor recibió anticoagulantes para disolver un coágulo en la pierna derecha, pero no pudo continuar tomándolos porque le estaban causando hemorragias internas. A consecuencia, perdió esta parte de su cuerpo.

La familia del actor se había mudado recientemente de Nueva York a Los Ángeles donde él tendría un rol en la puesta en escena de "Rock Of Ages,".


💬Ver 0 comentarios