El trabajo de este artista ha impactado Cuba, El Salvador, Guatemala, Panamá, Costa Rica, México, Perú, Argentina, Canadá, Holanda, Rumania, Polonia, Noruega y Taiwán, entre otros (semisquare-x3)
El trabajo de este artista ha impactado Cuba, El Salvador, Guatemala, Panamá, Costa Rica, México, Perú, Argentina, Canadá, Holanda, Rumania, Polonia, Noruega y Taiwán, entre otros. (Suministrada)

Quien conoce al artista puertorriqueño Karlo Andrei Ibarra sabe que va por ahí sin rodeos. Su trabajo es incomodar, invitar a la reflexión, a través de una propuesta lúdica donde interviene objetos cotidianos convirtiéndolos en gestos y comentarios políticos.

De esta forma, un letrero amarillo de “Cuidado piso mojado” se transforma en una advertencia de “Cuidado gobierno resbala”, como se refleja en una pieza de 2011. Un adoquín se convierte en un pesado “Equipaje” (2013) y los retratos oficiales de “Los Honorables” (2016) se funden en una sola imagen, sin poder distinguir entre un gobernador y otro.

Basta repasar algunas de estas obras del artista para comprender la complejidad y profundidad del trabajo de Ibarra, quien usa diversos medios para abordar un discurso político y social reforzado por referencias y alusiones a la literatura y a la historia. En la obra del artista nada sobra. Todo está meticulosamente pensado, conceptualizado y ejecutado.

Su irreverente creatividad ha llamado la atención de diversas galerías y museos alrededor del mundo como lo demuestran los lugares en los que ha exhibido su trabajo. Cuba, El Salvador, Guatemala, Panamá, Costa Rica, México, Perú, Chile, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Canadá, Holanda, Rumania, Polonia, Noruega, Taiwán y China, son algunos de los países donde ha tenido resonancia el trabajo de este artista, a quien le interesa estudiar situaciones como la globalización, migración e identidad.

Con su propuesta, Karlo Andrei Ibarra llegó el pasado 23 de septiembre a la ciudad de Gijón, en Asturias (España) para llevar a cabo una residencia artística y luego realizar una exhibición en la galería ATM Contemporary, la cual ha titulado “Cumulative Failures”. Esta será la primera muestra individual del artista en el continente europeo, lo que representa una nueva oportunidad para seguir visibilizando el arte contemporáneo del país. El artista fue invitado a participar de esta residencia/exhibición por Diego Suárez, propietario de la galería, quien, junto al Instituto de Visión de Bogotá, han hecho posible esta experiencia.

Ibarra trabajará algunas piezas nuevas desde esa residencia, pero también llevará obras de reciente creación, como “Mano brújula”, con la que vuelve a hincar al espectador abordando el tema del limbo social tan presente en su trabajo. La pieza, una fotografía en blanco y negro, muestra una mano alzada que sostiene en el centro la aguja de una brújula que va a ninguna parte. También incluirá en la muestra “Brújula ciega”, una pieza casi escultórica en la que toma una brújula y le quita toda la información alrededor dejándola literalmente en blanco.

“Temáticamente intento auscultar (con estas piezas) un poco la situación actual de Puerto Rico que después del huracán, y antes también, se ha quedado como un proyecto de país fracasado totalmente y un poco a la deriva. Por ahí va el tema”, explicó el artista en una entrevista telefónica reciente con El Nuevo Día.

De esta forma, Ibarra abordará nuevamente el tema colonial del país, dándole visibilidad a una situación incomprendida por mucha gente dentro y fuera de Puerto Rico. “Eso es parte de las cosas que están dentro de mis intereses y que conscientemente he trabajado”, dijo.

Otra de las piezas que reinterpretará como parte de esta exhibición en Europa será “Marco histórico”, en la que crea el marco del enfoque de una cámara, agrupando varios escobillones que se utilizan para la limpieza, y con la que hace un comentario sobre la exclusión. “La acción del escobillón es como ir empujando el polvo, la mugre, la basura, y esa pieza habla de esa acción del estado que lo que hace es que nos empuja y básicamente nos saca del marco de la historia”, explicó sobre esta pieza, con la que entiende el público europeo podrá identificarse, ya que son muchos los excluidos.

El artista aprovechará su residencia artística en España para elaborar también piezas nuevas que montará in situ en la galería y con las que establecerá relaciones con sus otras obras. “Esto es una oportunidad para exponer las problemáticas que a mí me interesan como artista frente a un público que también es parte del problema (de Puerto Rico) por razones históricas. Quiero como exponer esas tensiones y reflexionar entorno a eso. Me parece que es superimportante”, compartió, refiriéndose a la situación colonial de Puerto Rico, isla doblemente colonizada, primero por España y luego por Estados Unidos.

Después de esta residencia/exhibición en España, Ibarra viajará a Colombia para presentarse en la Feria Internacional de Arte de Bogotá (ARTBO). Luego regresará a la isla para prepararse para la Bienal de La Habana (Cuba), la cual se celebrará en abril de 2019, y a la cual ha sido invitado por primera vez. Para la Bienal de La Habana trabajará una pieza en la que reflexionará sobre los procesos políticos y sociales de la vecina isla enmarcados en un contexto de incertidumbre.

En cuanto a sus trabajos futuros, adelantó que está estudiando detenidamente el tema del capitalismo del desastre -propuesto por la periodista canadiense Naomi Klein- el cual ha quedado al descubierto en el país luego del embate del huracán María. “Uno ve tan de frente la desmantelación del país que es imposible no hablar de eso”, concluyó Ibarra, quien sigue escudriñando en los procesos políticos y sociales de Puerto Rico y de otros países del mundo, para continuar creando piezas que nos inviten a pensar en las contradicciones y tensiones del espacio que habitamos.


💬Ver 0 comentarios