Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La artista cubana Alejandra González, en su estudio en Madrid, comenzó a crear contenido digitales a los que se asigna un valor en criptomonedas y generan un certificado de autenticidad.
La artista cubana Alejandra González, en su estudio en Madrid, comenzó a crear contenido digitales a los que se asigna un valor en criptomonedas y generan un certificado de autenticidad. (Guillermo Azábal)

Decía Frida Kahlo que “todo cambia, todo se mueve, todo gira, todo vuela y desaparece”. El arte digital del siglo XXI también está en constante evolución y los artistas latinos se suben a la ola de una nueva vertiente disruptiva que irrumpe con fuerza en círculos creativos: el “criptoarte”, donde las piezas se exhiben y subastan en vitrinas digitales a un clic de distancia.

💬Ver comentarios