Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

“La paloma que soñó ser pitirre”, 42 ½” x 36 ½”, madera, de José R. Alicea. (Suministrada)
“La paloma que soñó ser pitirre”, 42 ½” x 36 ½”, madera, de José R. Alicea. (Suministrada)

El maestro José R. Alicea es sin lugar a dudas uno de los máximos exponentes y referente del grabado, expresión gráfica que tanto prestigio internacional ha dado a Puerto Rico en la escena de la plástica.

Es por eso que se convierte en una cita imperdible con la historia viva del arte puertorriqueño la exposición “Espejo de la humanidad” cuya inauguración se efectúa hoy a las 7:00 p.m. en el Museo de Historia, Antropología y Arte de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

Alicea nació en el barrio Bélgica, en Ponce, en 1928. Estudió en la Academia de Miguel Pou y, en 1958, se integra al Taller de Gráfica del Instituto de Cultura Puertorriqueña, bajo la tutela de Lorenzo Homar. Cuando empezó el curso de grabado, la relación con el nuevo medio resultó amor a primera vista. A partir de entonces se dedica al cultivo de la gráfica en sus diversas expresiones. Cuando se funda la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico, en 1966, es reclutado como profesor de grabado, junto a su maestro Homar.

De 1994 a 1995 fue Artista Residente por la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez. En 1999, la Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico le otorga la distinción académica Doctor Honoris Causa por recomendación del Senado Académico del Recinto de Mayagüez.

En el 2000 se retiró de la docencia, después de más de 34 años de servicio como miembro de su facultad en la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico. Allí dirigió por muchos años el Departamento de Gráfica. Enseñó cursos de grabado en relieve, xilografía, linóleo y plexiglás y casi todas las técnicas de la calcografía, aguafuerte, aquatinta, punta seca, barniz blando, barniz de azúcar, mezzotinta, zincografía, litografía en piedra, zinc y aluminio, colografía, serigrafía, fabricación de papel y el papel como medio de expresión.

La muestra que se presenta en la UPR, coordinada por la directora del museo Flavia Marichal, consta de 84 obras. Estas incluyen grabados, portafolios, carteles, pasquines e ilustraciones. La muestra ha sido dividida en las áreas temáticas: canción de baquiné, baquiné, aves, portafolios gráficos, el grabado político, la mujer, carteles y el paisaje.

A lo largo de su obra, Alicea ha traducido en visuales poemas de Julia de Burgos, Rafael Hernández, Luis Lloréns Torres, Luis Palés Matos, Federico García Lorca y Pablo Neruda. Así mismo, su interés por la cultura africana se pone de manifiesto en la temática y lenguaje visual de sus piezas.

Teresa Tió, curadora de la muestra, afirma que José R. Alicea es el artista grabador por excelencia. “Ha dedicado toda la vida al descubrimiento de la imagen impresa, se ha ocupado de ella con fervor casi religioso y una entrega que se extiende a su otra vocación, la de maestro”.

Esta exposición retrospectiva de Alicea se coordina junto al Museo de las Américas, por lo que la segunda parte se presentará al público en ese museo, el 12 de abril, a las 7:00 p.m.