Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Bombonera en la que, según afirma el belga Stefaan Missinne, aparece un retrato de Wolfgang Amadeus Mozart. EFE/Luís Lidón
Bombonera en la que, según afirma el belga Stefaan Missinne, aparece un retrato de Wolfgang Amadeus Mozart. EFE/Luís Lidón (Luís Lidón)

VIENA.- Los mitómanos suelen recurrir a objetos para llenar la ausencia de las estrellas de carne y hueso. Ese fetichismo tiene una larga historia y, en Viena, se ha presentado uno de los artículos más antiguos dedicados a un ídolo musical: una miniatura de 1766 de un Wolfgang Amadeus Mozart de diez años.

💬Ver comentarios