Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

“Radicalized”. (Suministrada)
“Radicalized”. (Suministrada)

¿Qué sucedería si Superman decidiera confrontar el racismo en las instituciones estadounidenses? ¿Cómo una refugiada podría sacudir el sistema sin que la desahucien? ¿Un sociópata millonario podría sobrevivir en un fortín junto a un selecto grupo de amigos cuando la sociedad se desmorona? ¿Cuál sería la reacción de las compañías de seguro que les niegan tratamientos a pacientes si de momento se convierten en objetos de su venganza? Estas preguntas forman parte de las tramas que se encuentran en Radicalized, el nuevo libro del escritor de ciencia ficción canadiense, Cory Doctorow.

El libro contiene 4 novelas cortas (descritas así por el autor. Podrían considerarse cuentos largos también, ya que se encuentran en una línea fina entre una y otra) que exploran temas diversos basados en hechos de nuestra realidad. La primera, “Unauthorized Bread”, cuenta la historia de Salima, una refugiada que ha logrado trabajar en los Estados Unidos. La historia ocurre en lo que parece ser un futuro cercano. El apartamento donde vive Salima es subsidiado por corporaciones dueñas de las marcas de enseres “inteligentes”. Estos artículos responden a los comandos de voz de quien los use. Por varias situaciones, los enseres dejan de funcionar. Salima desea reprogramarlos y así usarlos nuevamente, y sin restricciones. La gota que colmó la copa fue la tostadora, que deja de funcionar cuando la compañía que actualiza su programación se declara en bancarrota. Lo mismo había sucedido con la lavadora de platos y otros enseres más. La mujer decide encontrar la manera de alterar la programación del aparato para que funcione nuevamente. Pronto se da cuenta del poder que tiene al aprender a reprogramar todas estas máquinas que utiliza en el día a día, pero ahora sin restricciones. El asunto se complica cuando las compañías fabricantes comienzan a darse cuenta de lo que sucede.

Le sigue “Model Minority”. En este mundo, los superhéroes como American Eagle (una combinación entre Superman y Capitán América) existen y son parte de la cultura estadounidense. El superhéroe interviene cuando un grupo de policías le propina una paliza a un hombre negro que han detenido. De pronto, el racismo institucional que American Eagle ha ignorado por décadas le afecta la conciencia y decide enfrentarse a la Policía. Primero lo hace de manera individual, luego como organización y, por último, como ente gubernamental, cuyo objetivo es oprimir a la población negra del país. Es una historia que resuena con el movimiento Black Lives Matter y explora algunas de las tendencias racistas que hemos presenciado en estos últimos años.

La tercera historia es la epónima “Radicalized”. Aquí se explora cómo la tecnología puede ayudar a que un hombre se radicalice y decida un día tomar armas e intente asesinar a personas que ni conoce, como sucedió en El Paso hace una semana. La diferencia con esta historia es el motivo de estos hombres, que no exhiben un componente de racismo, sino de venganza por la muerte de seres queridos a los que las aseguradoras decidieron no pagarles tratamientos médicos. Estas personas buscan algún tipo de apoyo en grupos en línea. En estos, algunos miembros les presentan maneras de plantar bombas en las oficinas de las aseguradoras y dispararles a legisladores que están en contra de la salud pública.

El último es “The Masque of the Red Death”, que se inspira en el cuento de Edgar Allan Poe titulado de la misma manera. En la historia, un millonario construye un fuerte en el desierto de Arizona para sobrevivir a la caída de la civilización junto con 29 de sus amigos. El plan es resguardarse a son de fiesta hasta que pase la crisis y, luego, buscar cómo integrarse y posicionarse en la sociedad que resurja. Como se puede esperar, ese plan no le funciona tan bien como creía y comienza a sufrir las consecuencias de sus acciones.

Doctorow logra construir estos mundos de manera eficaz. Es muy fácil sentirse dentro y visualizar los entornos en que coloca a sus personajes. A la vez, hábilmente nos adentra en las siquis de los protagonistas de sus historias. Los posibles destinos que presenta de los Estados Unidos no son nada alentadores, pero son producto de las situaciones que afligen a esa nación en este periodo de la historia. A pesar de que son cuatro visiones distintas, sí tienen un tema en común: cómo tratar al prójimo. Es difícil ver un futuro alentador si no se atiende ese problema, y Cory Doctorow desea recalcarlo. Es una muy buena lectura para reflexionar acerca de tiempos difíciles que podrían decidir los próximos pasos de la civilización.