Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Quintana creó una instalación partiendo de las cenizas de su obra de arte. (Suministrada)
Quintana creó una instalación partiendo de las cenizas de su obra de arte. (Suministrada)

Cuando hace un mes el artista cubano Rigoberto Quitana inauguró su instalación-suceso “Party in the City” en la galería Espacio 20/20, en Santurce, lo menos que imaginó es que su obra regresaría al fuego.

Quintana creó una instalación partiendo de las cenizas del incendio  que el pasado julio consumió dos residencias en la comunidad Alto del Cabro, en Santurce,  provocando una reflexión sobre los ciclos de vida, muerte y resurgimiento que se dan en los viejos barrios en el ámbito social y estético donde, como explica, “lo histórico, lo contemporáneo y lo tradicional falseado  forcejean por el protagonismo”.

Pero quién le iba a decir al artista que a solo unos días de cerrar su exhibición un fuego se desataría en la planta alta donde está la galería  20/20, afectando gran parte de este espacio.

Todavía incrédulo y lamentando los daños, Quintana trata de buscarle un sentido a lo sucedido pero “es medio macabro, qué se yo”. Después de reflexionar, vuelve a los ciclos.

“Es un suceso y la obra trata de eso, de un proceso de pérdida y supervivencia”, analiza.

A pesar del incidente, el público podrá apreciar hoy  la obra de Quintana, durante el evento “Block-Party: La despedida”,  un recorrido  que iniciará a las 4:00 p.m. en la comunidad Alto del Cabro y que terminará en la galería, donde el propio artista estará recibiendo al público para hablar de su instalación.  Esta actividad, organizada por Melissa M. Ramos Borges, será el cierre de un largo proceso creativo para  Quintana, quien durante un año se  sumergió en la historia de Santurce, muy específicamente en  la calle Cerra, donde hoy se han desarrollado diversas galerías y espacios dedicados al arte.

Con una mirada crítica e irónica, el artista recoge en su pieza  los escombros de un barrio, sus partículas, que hablan de un pasado olvidado entre cenizas. Es así como se aprecian en la instalación  discos de vinilo que aparecieron en el fuego de Alto del Cabro, y que recuerdan la historia de la Cerra, que una vez fue el centro de la música popular en Puerto Rico.

Otros gestos aparecen en forma de unos pequeños bloques con toques de colores que Quintana creó  y que remiten  a la idea del falso desarrollo, de la (de)construcción de una comunidad. Con esos mismos bloques, a los que llama “panetela”, replicó las losas criollas que abundaban en muchas casas de Santurce y que en la pieza aparecen fraccionadas en clara referencia a la ruptura de lo tradicional.

Se suman a esas capas, una carretilla repleta de latas de cervezas vacías, que como cemento, sellan la instalación, y con las que Quintana aborda el tema del consumo  actual en el  barrio y del barrio. “Aquí se consume muchísimo mientras se trata de arreglar los asuntos sociales y culturales”, dice. La obra, además, se enciende con cientos de luces navideñas, resaltando contrastes.

“Inicialmente la exhibición iba ser más ambiciosa, pero en el proceso estuve pululando en el barrio y  la idea se fue modificando  y readaptando al barrio”, indica. “Fue así que Santurce se volvió para mí en el protagonista de la pieza”, agrega. Rigoberto Quintana afirma que esta instalación aborda los procesos de cambios que se viven en este  entorno, donde los restaurantes “fancies” y los nuevos desarrolladores, también consumen como el fuego.

“Veo todo con sospecha. Hay personas que llegan y son los más del barrio y te invitan una cerveza en el bar de la esquina, pero yo acá en mi mente maquiavélica, pienso que en esos sucesos unos asisten a la bienvenida y otros a la despedida del barrio”. 

De ahí que “Party in the City” sea un título tramposo, donde la fiesta es relativa. Quintana, al menos, se ha ocupado  de invitar a este agasajo a toda la comunidad, abriendo las puertas de la galería y montando una fiesta con un DJ que toca salsa  gorda. Además, ha escrito con cenizas una descripción de la pieza para acercar al público. “Si estás haciendo una historia del barrio, debería ser para el barrio”, afirma.

Pero la obra de Quintana no es apologética, no es la defensa del pasado de un barrio ni la celebración del presente, sino que trata sobre lo que resurge. De lo que queda después del fuego.

Solicitan ayuda para Espacio 20/20

A comienzos de la semana se desató un incendio en los altos de Espacio 20/20. La galería no sufrió  debido al incendio, pero sí por el agua que usaron los bomberos para apagar el fuego. Lo que causó daños considerables. 

La galería se encuentra cerrada, y solo se abrirá para el evento de Quintana, en lo que se recupera.

Para ayudar con la restauración del espacio, dirigido por Tony Rodríguez, se creó una campaña de recaudación de fondos para que la galería pueda continuar con su labor artística. Para ayudar, acceda a https://www.gofundme.com/Ayuda2020.