El grupo Atabal lleva 35 años de éxitos.  En la foto Héctor Rodríguez junto a su hijo Caymmi Rodríguez.
Héctor Rodríguez, a la derecha, junto a su hijo Caymmi Rodríguez, será velado en la Funeraria Buxeda, en Hato Rey.

El cuerpo del fundador y director del grupo Atabal, Héctor “Atabal” Rodríguez será velado el martes, 24 de noviembre en la Funeraria Buxeda, en Hato Rey, de 3:00 a 7:00 p.m. El músico falleció el pasado viernes, 20 de noviembre.

Por razones del distanciamiento social solo podrá haber una cantidad limitada de personas dentro del lugar. Por eso, se informó que de 3:00 a 4:00 p.m. se reunirá la familia del músico; de 4:00 a 6:00 p.m. habrá espacio para amigos y público en general (máximo de 24 personas en la capilla); y de 6:00 a 7:00 p.m. estará disponible el Salón de Actos Ecuménicos para que sus amigos músicos puedan expresarse. La familia solicita que no se envíen flores. Aquellos que quieran, pueden hacer un donativo a la organización www.healthwellfoundation.org a nombre de Héctor Rodríguez Medina.

Rodríguez llevaba desde el 2018 como paciente de cáncer al ser diagnosticado con mieloma múltiple. En ese entonces, la clase artística le extendió la ayuda para que pudiera recibir tratamiento. Hace unos días, la familia del artista compartió en su cuenta de Facebook la noticia que había terminado el tratamiento de dos años de quimioterapia.

“Mi padre fue una persona que se crió en Trastalleres, en Santurce, cuando había mucho fango y poco cemento, y que desde pequeño recibió mucha influencia musical de diferentes fuentes. El nació en la década de 1950 y allí en Santurce conoció la música de trío, descubrió todo lo que llegaba de Nueva York, como el sonido de Tito Puente, a la vez que escuchaba la música campesina de Amito y Chuito que ponía su madre en la casa”, indicó Caymmi Rodríguez, hijo de Atabal y quien está a cargo de la agrupación desde el 2016. “Sin embargo, cuando él empezó en la música lo hizo porque se enamoró del bongó. A tal punto que se conocía el nombre de todos los bongoseros de las orquestas más populares en ese momento. Ahora bien, cuando él comenzó su proyecto de Atabal, lo hace enamorado de la música brasileña por encima de todo lo demás”.

En su origen, Atabal fue un cuarteto de percusión y voces integrado por Héctor Rodríguez, Irvin García, Ramón Pedraza y Jorge Arce. Con el paso del tiempo su base fue ampliándose hasta alcanzar la estructura actual de orquesta. Atabal se destacó por ofrecer espectáculos variados con ritmos del Caribe, sin dejar de enfatizar la plena y la bomba puertorriqueña.

“A mi padre le tocó adaptarse a las distintas décadas trabajando con la música, desde ser un músico realengo, hasta montar su combo, y sobrevivir la década de 1980, 1990 y los 2000, incluyendo todos los cambios que van ocurriendo con los músicos, incluyendo divorcios, matrimonios, mudanzas y muertes, entre otros”, añadió el hijo del músico conocido como Atabal. “Entiendo que él fue juicioso con su proyecto de vida y con su grupo al ser tan estricto con los integrantes y al no tener vicios. Hay un montón de músicos de distintas edades agradecidos con él y con su disciplina. Pero eso fue parte de su éxito”.

Como parte de un proyecto de digitalización y modernización de la agrupación, desde hace casi un año, parte de la música de Atabal se puede escuchar en plataformas como Spotify y YouTube, con planes a futuro de incluir material histórico de la agrupación con el propósito de poder monetizar por ese trabajo. “Una meta que tengo es que el proyecto esté a la altura de otros artistas que están generando dinero actualmente y que no se dependa solamente de las presentaciones. Es un proyecto que está activo hoy día y que está bastante avanzado”, comentó Rodríguez. “Además de eso, estos meses llevamos haciendo colaboraciones con otros músicos, algunas que ya están completadas y otras que estamos trabajando actualmente músicos que están activos en la calle bregando con cultura, utilizando tambores, con bomba y con plena. Espero que a las personas les guste y podamos seguir poniendo el nombre de Atabal en alto”.