Benicio del Toro (izq.) comparte con el exbaloncelista Raymond Dalmau durante un partido en el coliseo de Quebradillas que lleva el nombre del exatleta. (EFE / Clemens Bilan) (semisquare-x3)
Benicio del Toro (izq.) comparte con el exbaloncelista Raymond Dalmau durante un partido en el coliseo de Quebradillas que lleva el nombre del exatleta. (EFE / Clemens Bilan) (Juan Luis Martínez Pérez)

Este contenido es solo para nuestros suscriptores.

Para compartir con su familia, para conectar con sus mejores amigos, para descansar entre un proyecto y otro, y para contribuir con el bienestar de su país desde la oportunidad que le ofrece su  fama mundial; con todos estos motivos en mente, el laureado actor puertorriqueño Benicio del Toro se encuentra en la isla. 

Su siempre complicada agenda de trabajo le lleva en muchas ocasiones a perderse algún evento al que desea asistir, pero no bien surge la oportunidad, se desquita para su propia satisfacción. 

Por eso  mañana acompañará a su entrañable amigo, el legendario baloncelista Raymond Dalmau, en la presentación de su libro autobiográfico “Raymond Dalmau From Harlem a Puerto Rico”, en la librería Casa Norberto en Plaza Las Américas.

Si bien Dalmau presentó el texto en diciembre, en ese momento Del Toro se encontraba en Francia en plena filmación del largometraje “The French Dispatch”, bajo la dirección de Wes Anderson. 

“A Raymond Dalmau lo conozco desde que tengo memoria. Soy su fanático. Le pedí una camisa para la película de Basquiat y de ahí la amistad creció. Cada vez que vengo nos reunimos, comemos y hablamos de esa época del baloncesto que yo viví en Puerto Rico”, relató el actor a El Nuevo Día.

“Él me hacía esos cuentos y yo me iba en un ‘trip’. Le decía: ‘tienes que escribir esas memorias porque pertenecen a un momento importante de nuestra historia’. Yo creo que él ya tenía la idea de poner esas memorias en orden, y cuando las escribió me invitó a hacer el prólogo”, añadió Del Toro, quien como seguidor del baloncesto señala que disfrutó mucho del documental “Nuyorican Básquet”, cuyos realizadores Ricardo Olivero Lora y Julio César Torres, conoció en Cuba.

“Creo que el libro de Raymond y el documental conversan entre sí”, comentó el ganador del Óscar, entre otros tantos premios. “Ese equipo de baloncesto tendió un puente entre los puertorriqueños en Estados Unidos y los de la isla”.   

Del Toro, además, aprovechó su estadía para grabar un anuncio de servicio público de concienciación contra la violencia hacia la mujer en Puerto Rico, un proyecto del Salvation Army.

 “Lo grabamos con estudiantes de la Universidad Ana G. Méndez. Participamos artistas varones. Está también Jacobo Morales. Todos sabemos que este es un problema que está sucediendo en Puerto Rico y que se tiene que enfrentar”, comentó sobre el anuncio que se proyectará en las salas de cine de la isla y que busca ilustrar las graves consecuencias de este mal social. “Hay que ser contundente en el mensaje de que el abuso contra la mujer no es aceptable”. 

En esa línea Del Toro, quien siempre se mantiene al tanto del acontecer de su patria, dijo estar preocupado por la difícil realidad de la isla que se proyecta en el exterior.

“En Estados Unidos ya no se habla de Puerto Rico y los efectos del huracán María. El tema ahora es la incidencia criminal en la isla. Eso nos preocupa a los que vivimos fuera. Creo que en general, aparte del tema de la salud en la isla, hay que mejorar la situación de nuestra policía, su educación, su paga, sus condiciones de trabajo. Hace falta educar a la gente y darle seguimiento como es el caso de la campaña contra la violencia de género”, subrayó el actor.

Durante los pasados meses, tal y como transcurre la mayor parte de su tiempo, Del Toro ha estado viajando de un punto al otro del globo, ya sea por un nuevo proyecto o conectando con otros artistas del séptimo arte a los que le une admiración y amistad, como ocurre con los artistas del cine cubano, a cuyos festivales suele asistir.

Mientras hace unas semanas lo vimos en Showtime en el memorable ensemble actoral “Escape at Dannemora”, junto a Patricia Arquette y Paul Dano, se encontraba en Francia  bajo la dirección de Wes Anderson, en el filme  “The French Dispatch” que consiste de una serie de historias cortas interpretadas igualmente por un elenco de pesos pesados, como Bill Murray, Adrien Brody, Frances McDormand, Saoirse Ronan, Willem Dafoe, Tilda Swinton, Timothée Chalamet y Kate Winslet.

“El elenco es como ir a una fiesta de los Óscar”, comentó el histrión boricua. 

“Wes Anderson es un director con una forma única de hacer cuentos y de llevarlos a la pantalla. Me llamó y me invitó a participar en el filme”, explicó Del Toro.

Sobre la aclamada serie corta “Escape at Dannemora”, que marcó su debut estelar en una producción realizada para la pantalla chica, afirma que fue una experiencia intensa y distinta que le encantaría repetir. 

“Depende del cuento, los libretistas, el elenco, todo eso influye, pero sí, estoy dispuesto a estos shows limitados de televisión. Eso sí, toma mucho tiempo. Para ‘Escape at Dannemora’ fueron siete meses de filmación; una película toma ocho semanas. Así que si va a requerir todo ese tiempo tiene que ser algo muy especial. En este caso la clave estuvo en varios elementos: el primer libreto me cautivó, la forma que presenta las mentiras y las manipulaciones entre los personajes. La dirección de Ben Stiller y que él estuviera al frente de cada episodio. El compromiso del elenco. Todos íbamos preparados hasta el extremo. Y era necesario porque los episodios no se filmaron en orden”, dijo Del Toro, quien recordó que el rodaje de la serie coincidió con el azote del huracán María sobre Puerto Rico, lo que le provocaba ansiedad al pensar en la seguridad y bienestar de su familia en la isla.   

De la isla Del Toro se trasladará a Los Ángeles, donde le dará vida al zorro “Swiper” para la versión fílmica de la serie infantil “Dora The Explorer”.

Este tipo de proyecto no le es ajeno, puesto que en 2015 hizo la voz de la “Serpiente” en la versión animada de “El principito”.

“Básicamente te pasas todo el tiempo ensayando, jugando con el personaje, conversando con el director para conocer su idea. Es como hacer radio. Es un talento que hay que trabajar. No es lo mío pero invento”, resaltó, soltando una breve risa. 

Y tras la acogida que tuvo el año pasado el  filme “Sicario: Day of the Soldado”, Del Toro habló sobre la posibilidad de una tercera entrega: “No hay nada seguro, pero tenemos los dedos cruzados. Me gustaría saber hacia donde el escritor -Taylor Sheridan- llevará a esos personajes. Desde la primera cinta él me dijo que veía la historia como una trilogía, pero ahora mismo no sé siquiera si él está escribiendo”, enfatizó Del Toro.


💬Ver 0 comentarios