Willie Acosta, quien fue el asistente de Mercado por 50 años, pone una flor amarilla en el féretro. (David Villafañe)

El cuerpo del astrólogo puertorriqueño Walter Mercado fue enterrado esta tarde en el cementerio del Señorial Memorial Park, en Cupey.

Al filo de las 2:00 p.m., el coche fúnebre que transportó los restos del famoso astrólogo desde la funeraria Puerto Rico Memorial, en Santurce, llegó al cementerio ocupado por un reducido grupo de personas, entre ellos familiares, amigos y decenas de medios de comunicación locales e internacionales. 

El actor y bailarín murió el pasado sábado por la noche a los 87 años en el hospital Auxilio Mutuo.

La despedida del artista dio inició con un trío de cuerdas a cargo del músico Jorge Juliá, su hija Olga Marie Juliá y Javier Tirado con la pieza maestra de Rafael Hernández, "Preciosa".

La interpretación de los músicos armonizaba la llegada del féretro dorado y bronce cargado por varios sobrinos del astrólogo y Willie Acosta, asistente personal y mano derecha de Mercado por 50 años. 

Este último fue quien tuvo el privilegio de colocar un ramo de rosas amarillas sobre el féretro, que luego se vistió con la bandera de Puerto Rico, obsequiada por Mercedes Pereira, residente de San Juan. 

Todos los familiares de Mercado, incluyendo las sobrinas Danette, Betty, Aida e Ivonne Bennet Mercado, lucieron visiblemente afectados frente al ataúd, mientras el trío interpretaba los clásicos "A mi manera" , "Soñando con Puerto Rico"  y "Verde Luz". Fue con la composición de Antonio Cabán "El Topo" que se colocó la monoestrellada sobre el féretro. 

Acosta fue uno de los más afectados y apenas pudo contener el llanto. 

El periodista Omar Matos, portavoz de la familia, dio la bienvenida y afirmó que la "muerte es de la graduación de la vida" y que el astrólogo dedicó su vida a sembrar "semillas de árboles de amor en el mundo" y hoy habitan en cada ser que conoció el fenecido artista. 

Jeshua Mercado, sobrino del astrólogo, fue quien dio el emotivo duelo en el que resaltó la vida de generosidad de Mercado hacia su Puerto Rico, su gente y su familia. 

"Recibimos aquí a mi maestro universal, al maestro del mundo mi amado tío. El telón ha caído y ya descansa en paz porque eres eterno", sostuvo el sobrino del artista en el inicio del duelo. 

La reverenda Esther Mantilla también se dirigió a los presentes durante la ceremonia de despedida. Una vez concluyó su mensaje de consuelo, el ataúd fue llevado al camposanto y allí recibió cristiana sepultura mientras los familiares se despedían con rezos cristianos y arrojando rosas amarillas. 


💬Ver 0 comentarios