Julián Gil sostiene una batalla legal contra Marjorie de Sousa por la custodia de su hijo desde 2017. (Instagram/@juliangil)

Julián Gil visitó Miami para promocionar su más reciente proyecto profesional "¿Y si me caso?”, obra de teatro en la que es el protagonista y por la que ofreció una conferencia de prensa.  

Y como era de esperarse, el actor, de 49 años, fue cuestionado por la prensa sobre su trabajo, pero las preguntas que más llamaron la atención fueron aquellas respecto al sentimiento que guarda para su hijo Matías, fruto de su antigua relación con la actriz Marjorie de Sousa. 

Sin embargo, la batalla legal que ha sostenido Gil contra de Sousa por la custodia de su pequeño, ha provocado desacuerdos personales y el distanciamiento entre padre e hijo, lo que ya cobró factura en Julián, quien debido a la nula convivencia con su pequeño dijo que no lo extraña. 

“Pues no...suena duro pero no. Lamentablemente no lo extraño (a Matías), quisiera extrañarlo pero no lo extraño porque no lo conozco. No puedes extrañar algo que no tienes, entonces es duro. Lamentablemente no lo extraño. No solamente para Matías, para cualquier niño es tan importante la figura materna como la figura paterna, si no yo se la puedo dar porque existen algunas limitaciones, que alguien se la dé ¿no?”, fueron las duras palabras del actor.

Además, explicó que él prefirió ser feliz que tener la razón, por lo que decidió dejar en manos de sus abogados el tema.

"No es que me haya apartado del caso o que no quiera saber del caso pero tomé la decisión de empezar a vivir y lo dejo todo en manos de mis abogados, de los tribunales. Lamentablemente en los tribunales son procesos pesados y creo que la persona que podrá tomar las decisiones y a quién le dejo todo es a la mamá de Matías (Marjorie de Sousa)", dijo el actor.

Respecto a qué es lo que siente por su expareja, Julián dijo que no le guarda rencor a Marjorie y hasta señaló que si ella decide tener otra pareja y ese hombre hace el papel de la figura paterna de Matías, para él está bien. 

El villano de la telenovela “Por amar sin ley”, de Univision, reveló que la última vez que vio al niño fue en agosto de 2018 en el Centro de Convivencia. Y es que desde hace dos años mantiene una batalla legal con Marjorie de Sousa por la custodia y la manutención de su hijo Matías.

Sin embargo, ha develado que él ya hizo todo lo posible por convivir de una manera sana con su hijo, pero ahora tendrá que esperar y dejarle todo a las manos de Dios. 


💬Ver 0 comentarios